Hoy

UPA pide que el seguro de pastos reconozca cómo afecta la sequía a los ganaderos

  • El secretario general de la organización en Extremadura, Ignacio Huertas, califica este año ganadero como "catastrófico" ante la ausencia de precipitaciones

La organización agraria UPA-UCE ha reclamado hoy mediciones en el campo para que el seguro de compensación por pérdida de pastos reconozca como afecta la sequía actual a los ganaderos extremeños.

Este seguro es una herramienta para compensar a los ganaderos el mayor gasto derivado de la necesidad de suplemento de alimentación a consecuencia de una falta de pastos en explotaciones por la sequía, según UPA-UCE, que lamenta que en realidad se trata de un instrumento que no funciona, como se ha puesto de manifiesto en los últimos años.

Actualmente la ganadería extremeña vive una difícil situación ante la escasez de lluvias desde el pasado otoño, lo que lleva al secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, a calificar este año ganadero como "catastrófico" ante la ausencia de precipitaciones.

La situación, según Huertas, se ve agravada por el "deficiente" funcionamiento del satélite que determina la sequía en el campo, ya que las mediciones no se corresponden con la realidad, ya que en marzo el satélite no ha detectado sequía en ninguna comarca extremeña.

"Cualquiera que salga al campo puede ver que la realidad de las explotaciones es muy distinta, ya que hemos tenido una sequía preocupante en marzo y en este mes de abril cada día se agrava más la situación de los sectores ganaderos por este problema", lamenta el dirigente agrario.

Por ello, desde UPA-UCE reclaman que las Administraciones "tomen cartas en el asunto" y respalden a los ganaderos en esta reivindicación justa.

"Necesitamos que los datos del satélite se contrasten con visitas en campo de los técnicos de Agroseguro, para que comprueben las pérdidas de nuestras explotaciones", incide Huertas.

El secretario general de UPA-UCE recuerda que esta reivindicación no es nueva, ya que desde hace años se repite el mismo problema, por lo que demanda a la Consejería y al Ministerio que trabajen en dar una solución a los ganaderos, que únicamente quieren "un seguro que reconozca las pérdidas reales", concluye.