Hoy

La renta agraria creció el 5% en la región durante 2015

Recogida de la aceituna. :: hoy
Recogida de la aceituna. :: hoy
  • En ese periodo aumentó considerablemente la producción de la aceituna, para almazara y de mesa, así como del porcino y el ovino

La renta agraria creció durante el ejercicio 2015 un 5,3 por ciento en Extremadura, lo que demuestra que el año pasado fue bueno para el sector primario, afirmó ayer en Badajoz la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García.

En las producciones vegetales, el hecho más destacable fue el excepcional comportamiento del olivar pues la aceituna de mesa incrementó su valoración en un 160 por ciento y la de almazara en un 120 por ciento. En ganadería se incrementó en el porcino y en el ovino, y se estabilizaron los precios.

García participó ayer en la presentación del informe 'La Agricultura y la Ganadería Extremeñas 2015', que recoge todos estos datos y donde se valora el pasado ejercicio para el campo extremeño.

El informe, editado por Fundación Caja Badajoz en coordinación con la Universidad de Extremadura (UEx), refleja que la producción animal creció un 11,7 por ciento en 2015, mientras que en la rama agraria el incremento fue del 8,5 por ciento.

Para la consejera, el campo, la agroalimentación y la agroindustria extremeñas son «sólidas y tienen presente y mucho futuro», sobre todo en los sectores exportadores.

Destacó las ayudas, el apoyo técnico y el asesoramiento que aportan a las empresas la Consejería y la empresa pública Avante para estas estrategias de internacionalización y de comercialización.

Datos «positivos»

Como aconteciera en 2014, los datos fueron positivos en Extremadura durante el pasado año, fruto entre otros de la gran calidad de los productos extremeños.

Por ejemplo, el sector frutícola exporta a muchos países, la comercialización de vino es muy importante y «el cava es muy destacado, lo que probablemente hace que mucha gente ande nerviosa».

En el caso de 2016, la consejera extremeña reconoció que ha sido un año difícil desde un punto de vista meteorológico y que esa circunstancia influye mucho en el campo.

Recordó en este sentido las tormentas del pasado mes de julio en la zona de Villanueva de la Serena-Don Benito, donde los seguros agrarios actuaron, no obstante, con mucha rapidez, destacando a este respecto el incremento presupuestario de la Consejería en este concepto durante 2016.