Hoy

«El telecontrol está empezando a demandarse en las granjas»

Roberto Cervero y Sergio Mena, en el campo. :: JSP
Roberto Cervero y Sergio Mena, en el campo. :: JSP
  • Roberto Cervero y Sergio Mena Empresarios

Roberto Cervero, natural de Madrigalejo, proviene de una familia relacionada con la agricultura, sin embargo, se ha especializado en electrónica. Hace unos dos años, se unió a Sergio Mena, ganadero e informático de Ibahernando. Ambos tienen la empresa 'Excontrol', que forma parte del centro de emprendimiento iNovo de Trujillo. Conocedores del mundo del campo desde pequeños, una de sus vías de trabajo es la automatización del sector agroganadero.

¿Cómo explicarían su labor?

Hemos desarrollado una serie de productos en automatización. Nuestra característica principal es que desarrollamos nuestros propios autómatas, los controladores lógicos programables. No dependemos de patentes de terceros y conseguimos unos precios muy ventajosos. Estas soluciones se pueden aplicar a muchos sectores del campo agroalimentario. Los más destacados son los sistemas de control de riego automático, los invernaderos y las granjas de animales. Los profesionales que implementan este tipo de soluciones disponen del control de todo su proceso productivo desde su móvil o cualquier tipo de dispositivo.

¿Qué beneficios tiene?

Creemos que muchos. Uno de ellos son los costes de mantenimiento. Al tener un sistema de control a distancia, permite supervisar explotaciones más grandes y a más distancia, ya que puede estar todo monitorizado y no se precisa de tanto personal. Realmente, las ventajas se ven en el día a día del profesional del sector. Se le da la posibilidad de reducir costes y de controlar explotaciones más grandes con menor esfuerzo y con menos dinero a la larga. Se puede conseguir que las explotaciones puedan ser más eficaces y eficientes, además de ahorrar energía y tener más producción.

¿Es una demanda ya del campo?

Comienza a ser una demanda, sobre todo en la granja de animales, tanto de pollos como de cerdos, así como en invernaderos, porque se tiene el control desde cualquier sitio. Lo que hemos hecho es para personas que están ya muy asentadas y van ampliando sus explotaciones. También es cierto que, en el mundo agrícola y ganadero, hay personas de muy avanzada edad. Por tanto, este tipo de sistemas les cuesta más.

¿Cómo le explican a un ganadero que tiene un sistema tradicional este tipo de tecnología?

Lo primero que debe saber es que es un sistema sencillo de manejar. Nuestras herramientas son muy intuitivas. Además, insistimos en la facilidad que se le da con el sistema de telecontrol. Con esta fórmula, no se tendría que ir físicamente a la explotación para saber cuál es su estado y conocer cada uno de sus parámetros. También es importante el análisis de los sensores para poder establecer estrategias a medio y largo plazo, teniendo en cuenta las estadísticas que aportan esos datos. Siempre ayudan a definir los posibles problemas que pueda uno tener y acotarlos de una manera más eficiente. Le daríamos el 'paquete completo', tanto el desarrollo de hardware y el software como la instalación y puesta en marcha. Lo hacemos aquí, gente de la región.

Con todo ello se facilita el trabajo del sector.

Sin duda. Con este sistema de automatización personalizada pueden llegar alarmas a su móvil de posibles incidencias. A partir de ahí, se pueden dar respuestas muy eficaces, sin tener que ir cada poco tiempo a su explotación. Se permite tener un control a distancia. Por tanto, se tiene más tiempo y mayor calidad de vida. Es cierto que, ahora, algunas granjas envían avisos al móvil. Sin embargo, no pueden intervenir en el sistema. Con la automatización que proponemos, sí podría actuar y hacer un control total, como cambiar horarios, ver estados de sensores e históricos.

Es un mundo que está en continua evolución...

La mecanización y automatización del campo parece que va despacio. Sin embargo, cuando uno echa la vista atrás, se ve la gran diferencia de cómo se trabajaba hace unas décadas y cómo se está ahora. Ya disponemos de muchas máquinas, de automatizaciones para diferentes procesos. El cambio es brutal. Se está evolucionando continuamente con la introducción de elementos innovadores.