Hoy

La Junta estudia ampliar a más cultivos la norma contra robos

La Junta estudia ampliar a más cultivos la norma contra robos
  • Fernández Vara anuncia que se analizarán las consecuencias del decreto que regula la compra de aceitunas y vino

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, anunció ayer que una vez que el Ejecutivo regional ha aprobado el decreto para luchar contra los robos de aceitunas y uva en el campo, «tenemos que seguir trabajando para tener una norma que nos proteja». Por ello, anunció que evaluarán las consecuencias y se modificaría para mejorarlo en caso de que hiciera falta.

Además, anunció que si fuera necesario se extendería a otros cultivos con el mismo objetivo, una vez aprobada la norma que urgía, dada la preocupación que había en el sector tras los robos de los últimos años.

En el marco del 17º Salón del Vino y la Aceituna de Extremadura (Iberovinac), que se está celebrando hasta mañana en Almendralejo, Fernández Vara afirmó que detrás de esos robos en el campo hay grupos de delincuencia organizada, «las cosas no ocurren por casualidad, detrás de los robos hay a veces mafias», según se ha conocido en los últimos meses, confesó.

El presidente pidió ayer al sector más esfuerzos para seguir avanzando en la mejora de la calidad y seguir compitiendo en el mercado exterior, anteponiéndolo a la cantidad de producción.

«No vamos a estar solos nunca, pero no van a poder quitarnos mercados si hacemos las cosas mejor, si las hacemos con rigor», para lo que cree que es necesario seguir insistiendo en la mejora de la tecnología, de los cultivos y la mejora de los costes de producción, algo para lo que contarán con la Junta de Extremadura.

En su opinión, datos como que el 74 por ciento del vino que se produce en Extremadura no tiene ninguna identificación geográfica o que en España haya gente que aún no conozca los vinos extremeños significa que «nos queda mucho camino que recorrer».

Sin embargo, reconoce que hay sectores en los que el avance en las ventas ha sido muy rápido, como el del cava extremeño, que en 2004 producía 76.000 botellas mientras que las previsiones para este año son las de poner en el mercado más de 5 millones. Además, puso el acento en que la superficie de uva para la producción de cava suponga ya más de 850 hectáreas en Extremadura.

Por su parte, el presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, apremió a la Junta a «que no se eternice en un cajón» el proyecto de regadíos para Tierra de Barros, porque si no se hace «otros lo harán en otro sitio de manera contundente».

Monago se refirió así a la noticia de que en China hay un proyecto para plantar hasta 80 millones de olivos, un producto que en Extremadura tiene «producciones del siglo XXI, con intensivo y súper intensivo».