Hoy

Un método de sacrificio diferente y adaptado

  • Para que las carnes estén certificadas como alimentos 'halal' y puedan ser aptas par el consumo, según la ley islámica, el sacrificio se debe realizar de una manera determinada

Para que las carnes estén certificadas como alimentos 'halal' y puedan ser aptas par el consumo, según la ley islámica, el sacrificio se debe realizar de una manera determinada. «El método consiste en una incisión rápida y profunda con un cuchillo afilado en el cuello del animal, cortando la vena yugular y la arteria carótida de ambos lados, pero dejando intacta la espina dorsal», expone Ahmed Bah, responsable comercial de Golden Worldwide Trade, que apunta que el objetivo de esta técnica es el drenaje más efectivo de la sangre, «lo que da como resultado una carne más higiénica y muy sana», añade.

También es importante que la persona encargada del sacrificio conozca las particularidades de este rito. «El matarife está acreditado y autorizado por el Instituto Halal y en el momento de la incisión el animal está con las patas hacia arriba y con la cabeza hacia abajo y orientada a la Meca», expone Javier Collar, vicepresidente de El Encinar de Humienta, empresa que cuenta con una línea específica de sacrificio 'halal' en sus instalaciones.