Hoy

Ángel Díaz Cerrato, delante de su explotación de arroz. :: e. d.
Ángel Díaz Cerrato, delante de su explotación de arroz. :: e. d.

«La campaña contra la pudenta ha ido fatal»

  • Ángel Díaz Cerrato, vecino de Don Benito, volvió al campo en 2013, tras varios años trabajando como aparejador

don benito. Aparejador de profesión, Ángel Díaz Cerrato, dombenitense de 39 años, dejó hace unos años la construcción para dedicarse al campo en una explotación en la que cultiva 37 hectáreas de arroz, 10 de maíz y otras 37 en secano.

¿Cómo llega a la agricultura?

Es complicado, porque mi familia siempre ha estado en el campo, pero soy aparejador. Me he dedicado a la construcción durante muchos años, pero se puso mal el sector y en 2013 lo dejé. Ya conocía el oficio del campo porque lo había vivido en casa y había trabajado años atrás. Cuando regresé al campo, diez años después, había cambiado muchísimo y se notaba su evolución en maquinaría, producción, volumen..., en todo. Llevo poco tiempo, estoy aprendiendo cada día.

¿En qué momento de la campaña se encuentran?

Ya con ganas de recogerlo. La pena es que este año, a causa de la primavera tan larga, se ha sembrado tarde. Esto está repercutiendo en la recolección, que se está haciendo más tarde. Algo que está pasando también en el maíz y en todo.

¿Está afectando la climatología?

Sí, sobre todo a la producción, porque ha sido un verano muy caluroso y con noches muy calientes. En agosto, suele refrescar algo por la noche, pero este año no ha sido así y se va a notar en la producción. De hecho, entre los que se han sembrado en su fecha se está hablando de que habrá una disminución de unos 1.000 kilos por hectárea, alrededor de un 10 por ciento.

¿Cómo se prevé la campaña?

Con una producción menor por el exceso de calor. Algunos arroces que se han cosechado ya están teniendo mucho vano y no se está granando totalmente.

¿Puede influir esto en los precios?

No, esa es la desgracia. Tenemos la esperanza de que por lo menos se mantengan los precios, porque ya de por sí no son muy buenos, pero no porque haya menos producción hay mejores precios. Se está viendo también en el maíz, donde hablamos de unos 2.000 kilos menos por hectárea, y no está subiendo el precio. Si volvemos a los precios de hace dos años sería caótico, sobre todo para los que tenemos las parcelas arrendadas, que la rentabilidad la cogemos con pinzas.

¿Es rentable el cultivo del arroz?

Lo más rentable creo que es el tomate a día de hoy, pero sí que conlleva tener una maquinaría más específica. Mientras que el arroz, aunque la rentabilidad es limitada, no hay un beneficio extra, pero no te conlleva el tener esa maquinaria y, por tanto, no necesita esa inversión. No es tan exigente económicamente y te permite alternar con otras cosas, además de que es algo más cómodo, excepto en los momentos de hacer las curas de las malas hierbas.

¿Cómo es esa lucha contra las malas hierbas?

Las malas hierbas son cada vez más resistentes, por lo que hay que curar los cultivos todos los días prácticamente. A la resistencia a los productos, se suma que éstos son cada día menos efectivos. Yo suelo echar siempre algo más de lo que me recomienda el perito y siempre tienes más efectividad en esa parte. Si el producto vale lo mismo y para que sea más efectivo tienes que echar algo más, va sumando costes.

¿Y la pudenta?

Fatal, esta campaña ha sido fatal, parece que no se ha hecho. Aunque este año, en teoría, la Junta de Extremadura no nos lo va a cobrar, pero es una pena que se haga un gasto, que no está dando resultado. Esto va a suponer también una merma en la producción.

¿Qué opina del proyecto de creación Denominación de Origen de Arroz de Extremadura?

Me parece bien, siempre que la gente esté dispuesta a pagarlo. Porque esto conlleva siempre unas exigencias de calidad y eso supongo que hay que pagarlo. Es como el tema ecológico, que está muy bien, pero hay que preguntarse si se está dispuesto a pagarlo. Ya de por sí tenemos unas limitaciones por la PAC para tener una calidad en los productos; si sacamos la denominación de origen, tendremos otro tipo de condicionantes.