Hoy

La cosecha de cereales subirá un 20% en la región

Una plantación de maíz. :: hoy
Una plantación de maíz. :: hoy
  • La campaña será de unas 1,3 toneladas, una cifra muy similar a la media de las tres campañas anteriores

La campaña de cereales en Extremadura será de 1.268.105 toneladas, una producción un 20,09% superior a la cosecha del año pasado y muy similar a la media registrada en los tres años anteriores aunque sin llegar a la cosecha récord de 2013.

Así lo reflejan los datos de la última valoración de la campaña de cereales realizada por Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, que reflejan asimismo un incremento de casi 200.000 toneladas respecto a la primera estimación de cosecha realizada en mayo.

La avena es la principal producción de cereales de invierno de Extremadura y se estima una cosecha de 239.963 toneladas, con un incremento de casi el 77% respecto a la producción del año anterior. Un total de 88.875 hectáreas se dedicarán en la región a este cultivo.

Le sigue, en cuanto producción, el trigo blando, con un total de 204.873 toneladas de previsión de producción en la actual campaña, lo que supone un aumento del 23% respecto a la cosecha del año pasado, con un importante incremento en el rendimiento de este cultivo, toda vez que la superficie dedicada a él desciende un 7,64% con 73.169 hectáreas dedicadas a trigo blando esta campaña en la región.

No obstante, es el trigo duro el cultivo que registra esta campaña en Extremadura un mayor incremento al compararlo con la pasada campaña, concretamente del 119%. Extremadura producirá, según estas estimaciones de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, un total de 29.806 toneladas convirtiéndose en la tercera comunidad autónoma productora de trigo duro, del que se cultivarán 10.645 hectáreas en la región, casi un 57% más que el año pasado.

La cebada y el centeno son otros cultivos que incrementan su producción este año, en un 76% y un 34% respectivamente. Así, se prevé que la cosecha de cebada alcance las 197.883 toneladas, mientras que en centeno las previsiones apuntan a una cosecha de 948 toneladas.

Sobre la segunda estimación de producción, que se hizo el pasado 23 de junio, han disminuido los rendimientos en trigo blando de 3 a 2,80 toneladas por hectárea, que supone una producción de 204.873 toneladas (superando las 166.181 toneladas de la pasada campaña). La calidad del trigo blando no fue buena, destinándose en su totalidad a pienso.

En la comarca de la Campiña Sur los rendimientos, debido a las plagas y enfermedades y al año climático, fueron considerablemente más bajas de una tonelada por hectárea.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura estima una cosecha de maíz de 496.340 toneladas en la región, lo que supone un descenso de casi el 12% respecto a la producción de la pasada campaña, que superó las 562.000 toneladas. No obstante, esta cifra sitúa a Extremadura como la tercera región productora de maíz en España.

Respecto a la superficie destinada a maíz en esta campaña será de 49.634 hectáreas, lo que supone un descenso igualmente de casi el 12% respecto al año pasado, cuando se destinaron 56.224 hectáreas a este cultivo.

La incertidumbre de los precios, que difícilmente cubren costes en las explotaciones, obligan a los productores a buscar cultivos alternativos de regadío como el tomate o el arroz.