Hoy

Botiquines y motores más seguros

  • La manipulación de maquinaria pesada implica más riesgos a los operarios

Cada año, más de 1.500 accidentes laborales se registran en el campo extremeño. Casi todos los procesos de la recolección se han mecanizado y la manipulación de maquinaria pesada implica también más riesgos a los operarios.

Para mejorar la seguridad, el convenio colectivo recién firmado recoge varias obligaciones en materia de salud laboral. A los tractores y cosechadoras se les exige sistemas de seguridad en las zonas más proclives a los accidentes laborales como ruedas, zonas de descarga o enganches.

Como norma general, todos los centros de trabajo y especialmente los que estén a más de dos kilómetros de la población, deberán contar con un botiquín para curas de urgencias.

Se utilizarán motores provistos de desembrague o sistemas instantáneos de parada para reducir las situaciones de emergencia. Estará prohibido a todo el personal de la plantilla maniobrar a mano durante la marcha de toda clase de correas sin protección tanto en tractores como en remolques o enganches. Los engranajes, siempre que no ofrezcan peligro, deberán estar protegidos de tal forma que permitan el engrasado sin necesidad de levantarlos.

La unión de las correas y las transmisiones no debe entrañar riesgo alguno durante su uso. El objetivo es que el trabajo en el campo con maquinas resulte cada vez más seguro.