Hoy

La Oficina de Caza reprocha a Agricultura su «actitud deshonesta» con el silvestrismo

Jilguero, ave que pertenece a la familia de fringílidos. :: HOY
Jilguero, ave que pertenece a la familia de fringílidos. :: HOY
  • La ONC critica que el Ministerio creara un grupo de trabajo sobre fringílidos, que mantiene desactivado desde 2015

La Oficina Nacional de Caza (ONC) reprocha al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) una actitud «deshonesta» con el silvestrismo y con el grupo de trabajo sobre fringílidos (familia a la que pertenecen aves como los jilgueros o los canarios, entre otros), que mantiene desactivado desde abril de 2015.

Por ello, en un comunicado, la ONC pide reactivar urgentemente el grupo de trabajo e instó a mantener «una actitud equilibrada» en un asunto tan delicado y que afecta a miles de aficionados en España. «Una actitud que, a la vista de los hechos, no puede ser calificada de otra manera que de deshonesta», asegura la organización en la nota.

Lamentable

A su juicio es lamentable que el Ministerio de Agricultura impulsara la creación de un grupo de trabajo sobre fringílidos para elaborar las directrices técnicas para la supuesta adaptación de la captura de aves fringílidas del medio natural a la Directiva Aves para después, en la práctica, desactivar este grupo de trabajo, ya que está «fuera de juego» desde abril de 2015.

La ONC considera que ese es un hecho «difícilmente explicable» precisamente cuando esa actividad es «una situación complicada por la actitud de diversas administraciones».

Además, califica de «muy grave que el Ministerio esté adoptando posiciones muy definidas en contra del silvestrismo». Del mismo modo, ve incomprensible que el departamento que dirige en funciones Isabel García Tejerina esté circulando entre los miembros de ese grupo de trabajo informes «absolutamente sesgados y científicamente discutibles, contrarios para los intereses de la actividad tradicional, mientras que los dictámenes técnicos, científicos, objetivos e imparciales que se pronuncian a favor se mantienen ocultos».