Hoy

«El maíz transgénico se defiende mejor»

Carlos Loro visita con asiduidad las plantaciones de sus clientes. :: e.d.
Carlos Loro visita con asiduidad las plantaciones de sus clientes. :: e.d.
  • Trabaja como perito y consultor agronómico; en los ratos libres ayuda a su padre en el campo

  • Carlos Loro Ingeniero Técnico Agrícola

Amante del campo desde pequeño, pero 'obligado' por su padre a pasar por la universidad, con 24 años, Carlos Loro, natural de Don Benito y afincado en Miajadas, ejerce como perito y consultor agronómico en la comarca.

¿Por qué elige la agricultura?

Siempre me ha gustado y mi padre me lo ha inculcado desde pequeño. Era de esos que no quería seguir estudiando, pero mi padre me convenció para sacarme la carrera de Ingeniero Técnico Agrícola. Así fue y tuve suerte, porque empecé a trabajar en una empresa de agroquímicos de Miajadas, Parras Cintero, como perito. Y, a través de esta empresa, entré también en colaboración con Monsanto, donde trabajo como consultor agronómico.

Con este trabajo, ¿le queda tiempo para estar en el campo?

Es verdad que con estas dos ocupaciones, que era un reto para mí poder combinarlas las dos como he hecho, no me dejan mucho tiempo. El trabajo de mi padre me encanta, por eso cuando plantamos los tomates, sembramos maíz o encharcamos para el arroz, el fin de semana me voy con él, en los ratos libres que tengo. Y muchas tardes, si salgo temprano, me gusta dar una vuelta.

¿Los conocimientos universitarios ayudan?

Prevalece siempre la experiencia del agricultor, como en cualquier otro trabajo, pero aquí más. En agricultura, cada año es diferente, la climatología lleva unos años en los que repercute muchísimo. Pero es cierto que hay muchos conceptos, de temas de riego o tecnología en los cultivos. Si tú sabes cómo un cultivo va a reaccionar de una forma o de otra, si te puedes adelantar con medios agronómicos o con la genética, te sirve bastante.

¿Aprende también de ellos?

Me gusta visitar al agricultor. No hay un día que no aprendas algo de ellos. Tienen cosas que te ayudan mucho, porque tienen razón a través de su experiencia.

¿Cuál es el perfil del agricultor que suele acudir en su ayuda?

Hay un poco de todo, pero la gente joven siempre te entiende más. El agricultor más mayor va más a lo suyo. Los más jóvenes se lanzan más a hacer campos de ensayo o cosechas, tienen más confianza.

Y viendo el panorama, ¿los más jóvenes siguen con ilusión?

Al que realmente le gusta, es optimista. A mi hermano, por ejemplo, le encanta el campo y trabaja con mi padre, pero lleva un par de años que se quiere incorporar en el campo. Sin embargo, la incorporación de los jóvenes agricultores cada vez tiene más trabas, con el tema de los cupos, la cesión de cupos de padre a hijo, y eso lo dificulta. Pero al que le gusta, al final lo consigue.

¿Qué función realiza como asesor de maíz?

Visitamos al agricultor para mostrar nuestro catálogo. Le guardamos las hectáreas y le aconsejamos, la variedad, densidad y tipo de riego. Luego, cuando el agricultor tiene claro la semilla que quiere, cerramos el número de hectáreas. Después, comenzamos con los campos de ensayo, para probar las variedades que sean más productivas. Al final, medimos y comparamos si es más rentable que el de la competencia, a través de los retos que lanzamos.

Y cuál es su opinión, ¿maíz transgénico o convencional?

En mi zona, más del 50 por ciento tiene toda la explotación transgénica, por varias razones. Se ha demostrado que no es menos productivo que el maíz convencional. Al revés, en años como este, de excesivo calor, ha demostrado que la planta, al tener más sanidad vegetal, aguanta mejor el estrés por calor. También incorpora la bacteria bacillus thuringiensis, que protege al grano de la oruga que lo ataca. En zonas afectadas, si no fuera por este tipo de maíz, no se podría cultivar o se haría con producciones muy bajas. También, en veranos como este, que al principio cayó tanta agua, el maíz tuvo un exceso de estrés hídrico y el transgénico se defendió mejor.

¿Trabaja el maíz convencional?

Sí. Por ejemplo, en la explotación mía particular, sí que pongo una parte de convencional, en la parte sana y donde no tengo el 'taladro'. Pero donde creo que sí hay, pongo transgénico. Cultivo los dos, en función de cómo lo veo, porque es cierto que el transgénico es algo más caro, pero luego la diferencia no tiene importancia para lo que vas a obtener.

¿Cómo cree que será la campaña?

Parecida a la del año pasado. Ahora que empiezo a ver la madurez fisiológica en los maíces y cómo son las mazorcas de grandes y el contenido de almidón que tienen, creo que este año habrá merma de maíz. El agua que cayó en mayo y en julio no nos vino bien y el maíz se resintió. De raíz no han venido sanos, no tienen la fuerza o el vigor de otros años y se han quedado más bajos. Y habrá merma, calculo que entre 1,5 o 2 toneladas por hectárea. Como dicen aquí, el año es bisiesto, ha empezado malo y acaba malo.