Hoy

El cocinero Peter Sidwell eligió el Pimentón de La Vera para su show en la feria. :: hoy Miembros de la DOP atendiendo a los visitantes.
El cocinero Peter Sidwell eligió el Pimentón de La Vera para su show en la feria. :: hoy Miembros de la DOP atendiendo a los visitantes. / HOY

El Pimentón de La Vera, a la conquista del mercado británico

  • Los asistentes a la Speciality & Fine Food Fair, que concluyó ayer en Londres, han tenido a su disposición productos extremeños, como mermeladas, tomate en polvo y aceites

E l consumo de especias es muy elevado en el mercado alimentario anglosajón debido a la multiculturalidad de países como Reino Unido y Estados Unidos, algo que se ha visto reflejado en sus cocinas. Curry, canela, pimienta o cilantro son productos muy demandados y, desde hace más de una década, el pimentón se está haciendo un hueco entre ellos.

«Las primeras empresas en exportar fueron las de Murcia y ahora nosotros vamos un poco por detrás», reconoce, en relación al pimentón extremeño José Luis Domínguez, propietario de Hijos de JL Domínguez Rubio SL, una de las empresas de nuestra región que ha estado presente, por primera vez, en la feria Speciality & Fine Food Fair de Londres.

Más experiencia en la cita londinense tiene el consejo regulador de la Denominación de Origen Pimentón de La Vera, que lleva ocho años acudiendo. «Es una cita dedicada a productos gourmet y el Pimentón de La Vera debe estar entre ellos», añade Bonifacio Sánchez, secretario técnico de la Denominación de Origen.

Los datos de venta apoyan la decisión de acudir a eventos internacionales. En la actualidad son ocho empresas vendiendo pimentón con Denominación de Origen en el mercado británico. Pero también se vende pimentón sin denominación. «Quizá es un sabor muy fuerte para ellos y las empresas cárnicas están cogiendo pimentón sin denominación, aunque yo estoy intentando introducir el saco con denominación de origen», puntualiza Domínguez.

Por el momento, el Pimentón de La Vera que se vende en el mercado británico llega en pequeños envases, lo que quiere decir que va directamente al consumidor final. «Se exporta en torno a un 16 ó 17% de la producción total, pero lo más significativo es la forma de comercialización, ya que se manda en latas de medio kilo, de kilo o de un octavo, que tienen una mayor margen comercial para las empresas», expone Sánchez, que considera que esto significa que la cocina británica ha descubierto «nuestro pimentón, que es totalmente distinto al estándar a nivel mundial por el aroma y sabor ahumado, una especia nueva muy interesante para ellos y, como tal, la valoran, por lo que es un mercado muy interesante de cara al futuro».

Precisamente envases pequeños -la lata de 75 gramos y la bolsa de aluminio de 250 gramos- son los que Domínguez, con su marca Las Colmenillas, llevó a la feria. «El objetivo era dar a conocer mi producto y entablar algún tipo de relación comercial», señala el responsable de la firma, que desplazó a dos personas a Londres y que se enmarcó en el expositor de Extremadura Avante. «Esta feria nos cuesta entre 1.500 y 2.000 euros, sin la ayuda de Avante sería mucho más y no podríamos venir», reconoce.

Otros productos

El pimentón no es el único producto extremeño que pudieron encontrar en los expositores los asistentes a la Speciality & Fine Food Fair. Los aceites de la región también estuvieron representados gracias a las marcas Martín de Padro y Pago de Baldíos San Carlos.

Una materia prima tan extremeña como el tomate tampoco podía faltar en la feria londinense. Sin embargo, su presentación no era la más habitual. La empresa +Tomate aprovechó el evento para mostrar su tomate en polvo en varios formatos.

Además, las mermeladas y conservas de Cortijo de Sarteneja y los bombones de higo con chocolate de Rabitos Royale completaron la oferta gastronómica extremeña en Londres.

La sede de la feria es una vieja estación de trenes convertida «en un mercado precioso», confirmó Sánchez, que insiste en la necesidad y la conveniencia para las empresas de estar presentes en estos eventos.