Hoy

La producción de fruta de hueso descenderá un 1,3% esta campaña en Extremadura

Recogida de ciruelas el año pasado en Montijo
Recogida de ciruelas el año pasado en Montijo / HOY
  • Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura prevé un descenso de todos los cultivos de hueso, y espera que el albaricoque aumente en un 184% su producción

La asociación de agricultores y ganaderos, Cooperativas Agro-Alimentarias Extremadura, prevé una cosecha de fruta de hueso de 214.814 toneladas, lo que supone un descenso del 1,3% con respecto al año pasado, cuando se produjeron 217.607 toneladas. Esta cifra sitúa a Extremadura como la cuarta región productora de fruta de hueso de España.

La región continúa siendo la primera comunidad productora de ciruela y, a pesar del descenso del 2,9% de la producción con respecto a la campaña anterior, la asociación prevé una producción de 92.253 toneladas para este año.

Este colectivo augura un descenso de toneladas en todas las producciones, menos en los cultivos de paraguayo y albaricoque. Este notable descenso de producción se ha debido al tiempo, según la asociación. En Extremadura, el invierno ha sido muy cálido, la primavera ha sido fría, y las posteriores lluvias de mayo han perjudicado de manera importante la fruta de hueso, retrasando así el inicio de la campaña.

De todos modos, Cooperativas Agro-Alimentarias espera un incremento del 184% para el albaricoque pudiendo alcanzar las 3.084 toneladas, frente a las 1.084 toneladas que se recogieron el año pasado. Este colectivo prevé para el paraguayo unas 10.865 toneladas de producción, lo que representa un incremento del 10,1% respecto a la producción de la anterior campaña, que fue de 9.865 toneladas. También espera un aumento de la producción para el cultivo de la pavía que podrá alcanzar 3.097 toneladas, frente 2.097 toneladas de la pasada campaña.

La producción de nectarina, el segundo cultivo frutícola de la región, es otra de las que descenderá este año, según Cooperativas Agro-Alimentarias: un 1,8% respecto a la campaña anterior, que alcanzó las 66.132 toneladas, frente a las 64.911 toneladas previstas para este año.

Esta asociación también prevé un ligero descenso del melocotón. Las estimaciones apuntan a una producción de 40.064 toneladas, lo que se traduce en un 2% menos que la campaña anterior, en la que hubo 41.444 toneladas.

Los datos de superficie de fruta de hueso en Extremadura señalan que esta campaña se cultivarán 4.795 hectáreas de ciruela, 3.800 hectáreas de nectarina y 3.500 hectáreas de melocotón.

Cereza

La campaña de la cereza de este año ha empezado con retraso respecto a otros años. El frio de abril y mayo ha alargado el periodo de floración, y esto ha influido en el cuajado de los frutos, que se ha retrasado.

Para la cereza también se espera una importante bajada en la producción. Lejos de las 33.874 toneladas de la campaña anterior, Cooperativas Agro-Alimentarias estima que este año no se superarán las 20.000 toneladas, en las 7.000 hectáreas de superficie de cerezos extremeños.

Cosecha en España

A nivel nacional, se prevé una reducción del 3,6% en la cosecha nacional de fruta de hueso en relación al año pasado, hasta alcanzar 1.598.931 toneladas. No obstante, esta cantidad es superior a la media registrada en las últimas cinco campañas. Los mayores descensos se va a producir, según las estimaciones, en la ciruela (-11%) y nectarina (-5%), mientras que el paraguayo es la única fruta cuya recolección será mayor que el año pasado.