Hoy

La ausencia de lluvias en otoño eleva a 36 millones al mes el gasto ganadero en alimentación

Juan Metidieri, presidente de Apaga Asaja Extremadura
Juan Metidieri, presidente de Apaga Asaja Extremadura / Brígido Fernández
  • La organización agraria Apag Asaja incide en que Agroseguro admita esta situación en los próximos días

En noviembre apenas han caído cuatro gotas en Extremadura en los sitios en lo que ha llovido algo. En lo que va diciembre no ha habido ninguna precipitación ni si le espera a corto plazo. Y en septiembre fue un mes bastante seco. Solo las lluvias apreciables de la segunda mitad de octubre han supuesto un alivio para el campo extremeño que, sin embargo, incide en que la situación es muy preocupante para la mayoría de la cabaña ganadera regional. Así lo ha manifestado esta mañana Juan Metidieri, presidente de Apag Asaja Extremadura, quien ha destacado que el problema de falta de agua empieza a afectar también a la apicultura y al olivar y al viñedo de cara a la próxima campaña. Los técnicos de Apag Asaja han calculado que este otoño pírrico en cuanto a borrascas suponen un elevado coste extra en alimentación para el ganado ovino, caprino y vacuno. Ese coste, entre los tres subsectores ganaderos, lo han cuantificado en 36,2 millones al mes.

"La situación es alarmante en la ganadería salvo quizás en el porcino, aunque también se empieza a notar", ha resumido Metidieri. El presidente de Apag Asaja recuerda la importancia del ganado bovino (522.000 cabezas), el ovino (2.5 millones de ejemplares) y el caprino (210.000 cabezas). "Se está gastando mucho más dinero que en otras ocasiones para suplementar la alimentación a base de piensos y de paja. Las pérdidas para los ganaderos son muy elevadas", ha recalcado. Metidieri no ha reclamado, por ahora, ningún tipo de ayuda por parte de las Administraciones ante esta situación pero ha querido lanzar el mensaje de que "vayan empezando a sensibilizarse" porque la falta de precipitaciones tiene visos de continuar en el mes de diciembre. En lo que ha sido más explícito ha sido en la necesidad de que la entidad Agroseguro asuma esta realidad meteorológica. Agroseguro es la entidad que analiza y califica la situación de las explotaciones respecto a las situaciones de sequía para que los agricultores y ganaderos que estén asegurados puedan recibir su indemnización. "Esperamos que el satélite de Agroseguro catalogue realmente las parcelas como están", ha concluido el dirigente agrario.