Hoy

La falta de lluvias ha obligado a los ganaderos a utilizar un 20% más la alimentación complementaria

  • La necesidad de precipitaciones es urgente para que crezcan pastos en los campos antes de que llegue el invierno

badajoz. Los ganaderos extremeños han gastado durante los nueve primeros meses del año un 20 por ciento más de alimentación complementaria respecto a un ejercicio normal debido a la ausencia de lluvias en la primavera y verano pasados.

El presidente de la asociación Ganaderos del Reino, Enrique de Muslera, indicó a Efe que muchos ganaderos se han visto obligados a adelantar el periodo de esta alimentación complementaria debido a la ausencia de hierba en el campo. En algunos casos, la escasez de lluvias durante primavera obligó a explotaciones extremeñas a depender desde hace dos meses de la alimentación complementaria -pienso, heno o paja-.

Según indicó el presidente de Ganaderos del Reino, el campo está seco en muchas zonas debido a la ausencia de precipitaciones durante el segundo y tercer trimestre del año, lo que dejó a los ganaderos extremeños en una situación «preocupante». Enrique de Muslera dijo que es necesario que llueva muchísimo en los próximos días en la comunidad autónoma extremeña, pues las precipitaciones se precisan de forma urgente.

Sin embargo, aunque las lluvias sean ahora muy abundantes, los ganaderos de la comunidad autónoma se verán obligados a utilizar alimentación complementaria durante todos los meses de este otoño. Esta situación se produce porque el campo no experimenta estampas de hierba considerable hasta unos dos meses después de que se produzcan los episodios de lluvia intensa.

Las precipitaciones en otoño son fundamentales, como indicó el representante de los ganaderos extremeños, pues permiten que la hierba crezca en el campo antes de que lleguen las heladas del crudo invierno de enero.

De todas formas, el responsable de Ganaderos del Reino recordó que «unos años son mejores, pues llueve mucho, y otros peores, con meses prolongados de sequía, son situaciones que se deben afrontar». Los ganaderos cuentan además con el seguro de sequía en pastos, como indicó Muslera.

Temas