Hoy

La cosecha de cereales desciende debido al calor sufrido la pasada primavera

Imagen de un terreno afectado por la sequía. :: hoy
Imagen de un terreno afectado por la sequía. :: hoy
  • El trigo blando o la avena son algunos de los cereales que han disminuido su producción con respecto a la estimación de mayo

La cosecha de cereales descenderá un 18% respecto a los aforos previstos a principios de mayo debido al golpe de calor de la pasada primavera, una caída que afectará principalmente al trigo blando.

Según las estimaciones de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, la cosecha de cereales apenas superará el millón de toneladas, lo que situará la producción en unos niveles inferiores a los registrados el año pasado, en el que se alcanzaron los 1,4 millones de toneladas.

El trigo blando es la principal producción de cereales de invierno de Extremadura y se prevé una cosecha de 186.480 toneladas, con una bajada del 40% respecto a las estimaciones realizadas hace un mes, y un descenso del 38% respecto a la producción del año anterior, que fue de 301.970 toneladas.

La avena es el cultivo que registra el menor descenso en los cereales de invierno, que sitúa a Extremadura como la tercera región productora del país

Asimismo, las estimaciones apuntan a una cosecha de 136.160 toneladas, casi un 24% menos con respecto a las primeras previsiones estimadas en mayo. En la misma línea se encuentra el cultivo de cebada, para el que los pronósticos apuntan una producción de 102.810 toneladas, lo que representa un 23% de descenso respecto a lo que se creía en mayo, y una disminución de casi el 18% en relación a la campaña anterior.

En cuanto al cultivo de triticale, la producción estimada por Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura en esta campaña es de 69.300 toneladas, un 40% menos que las estimaciones realizadas en mayo y, con ello, casi un 18% menos que la cosecha del año anterior.

El descenso en la producción de trigo duro en Extremadura será del 37% respecto a las previsiones de mayo, debido como se refería anteriormente al golpe de calor de la primavera y que ha afectado a varios cultivos en toda la región. Así, la cosecha será de 10.800 toneladas aproximadamente, más de 4.800 toneladas menos que en la campaña anterior. Finalmente, Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura estima una cosecha de maíz de 649.750 en la región, lo que supone un ligero descenso del 9% respecto a la producción de la pasada campaña. Sin embargo, la estimación de producción de este cereal no ha registrado ninguna variación en el último mes.