Pórticos que piden ayuda

La sala Pintores 10 acoge, hasta el 22 de junio, las obras de 39 pintores nacionales e internacionales

CRISTINA NÚÑEZCÁCERES
Pórticos que piden ayuda

La Plaza Mayor de Garrovillas de Alconétar (Cáceres, 2.200 habitantes) inspira. 40 artistas la han retratado con registros variopintos: de la escueta y evocadora visión en blanco y negro de María Salam a la explosión de colores de Massa Solís. Hay creadores de la localidad, y también figuras internacionales. En todos ellos hay un elemento común: los pórticos de una plaza, una plaza que posee importantes restos mudéjares y cuya seña de identidad es la irregularidad.

Ayer se inauguró en la sala Pintores 10 de la Diputación de Cáceres una muestra que estará abierta hasta el 22 de junio y que pretende ser una forma de llamar la atención sobre los propósitos de esta población, que quiere que esta plaza sea nombrada Bien de Interés Cultural para darle así protección y proyección. «¿Que qué tiene la Plaza Mayor de Garrovillas?», se preguntaba retóricamente ayer un visitante de la exposición. «Yo soy de Salamanca, así que de plazas sé bastante y la de Garrovillas es única, tiene algo que no se puede explicar». La Asociación de Amigos de la Plaza Porticada, surgida hace dos años, ha recogido en mes y medio 3.000 firmas a favor de este reconocimiento, 300 de las cuales son de personalidades del mundo de la cultura, la creación o el periodismo. Entre ellas están las de Jordi Evolé ('El Follonero'), Jordi Hurtado, Fernando Jáuregui, Fernando Ónega, Isabel Gemio, Ada Salas o Víctor Chamorro entre otros muchos que quieren contribuir con su nombre a que se apruebe este sello. Directores y técnicos de museos entre los que se encuentran los del Prado o el Nacional de Arqueología, además de los más destacados de la región, también suscriben esta propuesta.

Cándido Gil, el alcalde de la localidad, explicó que la plaza necesita este reconocimiento: «La fragilidad que le aqueja nos preocupa». Este entorno ha sufrido distintas intervenciones arquitectónicas que han alterado su esencia. La presencia de antenas o de aparatos de aire acondicionado tampoco han contribuido a embellecer este recinto, en donde se encuentra la hospedería, ubicada en el Palacio de los Condes de Alba y Aliste. También cuenta con el poste de cabildos, que al parecer era un punto en el que se reunían los clérigos y con dos interesantes arcos de acceso, los únicos que se conservan de la Plaza original.

El proceso para la declaración de Bien de Interés Cultural acaba de ser iniciado. El pasado 18 de mayo el Ayuntamiento en Pleno adoptó la solicitud para esta catalogación. Se necesita también la aprobación de la Consejería de Cultura antes de pasar a instancias del Ministerio de Cultura.

Mamen García preside la asociación de amigos de la Plaza Porticada. En la presentación de esta muestra explicó que la idea es proteger y dar valor a la Plaza, y hacer actividades para que se conozca mejor. Entre otras cosas se han organizado visitas guiadas en las que han participado los centros escolares de la ciudad. Ahora, solo esperan que los trámites den sus frutos y hagan que la Plaza de Garrovillas cuente con un título de primera división.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos