Los hosteleros aseguran que la nueva ley antitabaco provocará el cierre de 70.000 bares y la pérdida de 200.000 empleos

Estiman una merma de ingresos de hasta el 15% debido a que para un 45% de la clientela el consumo de productos hosteleros está vinculado al consumo de cigarrillos

EUROPA PRESSMADRID
Los hosteleros aseguran que la nueva ley antitabaco provocará el cierre de 70.000 bares y la pérdida de 200.000 empleos

La Federación Española de Hostelería (FEH) estima unas pérdidas de hasta el 15% en las ventas de bares y cafeterías y de un 7% en restaurantes con la entrada en vigor de la nueva Ley Antitabaco, debido a que para un 45% de la clientela el consumo de productos hosteleros está vinculado al consumo de tabaco.

Así lo ha puesto de manifiesto el vicepresidente segundo de la Asociación Empresarial de Restauración de Mallorca, Francisco Martínez, a través de un estudio de la FEH sobre las consecuencias de la prohibición total de fumar en los espacios públicos. A juicio de Martínez, esta modificación será una "ruina total" para el sector y "muchos bares se verán abocados a cerrar".

Precisamente, la FEH estima que la puesta en marcha de esta normativa provocará el cierre de 70.000 establecimientos hosteleros y la pérdida de más de 200.000 puestos de trabajo a nivel nacional. Asimismo, la pérdida de clientes estaría entre el 40 y el 45%, de acuerdo con los datos extraídos de la situación de Irlanda, el único país de la Unión Europea donde se ha impuesto la prohibición total de fumar en hostelería.

Mal momento

La propuesta de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, llega "en el peor momento económico de la hostelería en los últimos 15 años", remarcó Martínez, quien hizo especial hincapié en la situación de los pequeños bares, "que ya sufren pérdidas del 20%", y de los locales de ocio nocturno, que podrían experimentar un impacto negativo incluso superior al 15%.

El argumento que esgrime la federación para explicar la pérdida de clientes con la prohibición de fumar es que, "en España, acudir al bar está ligado a la socialización, y los grupos con personas fumadoras acuden a los bares donde se permite el consumo". Al respecto, el vicepresidente de Restauración ha indicado que el 70% de las mesas en restaurantes están reservadas a público fumador mientras que la sociedad "asocia los bares al hábito de fumar".

En referencia a la situación de Irlanda, los datos de la Oficina Central de Estadística del país revelan que entre 2003 y 2007 (la prohibición se impuso en 2004) han cerrado el 8,6% de los restaurantes y el 24% de los bares. "Si en Irlanda, con un pub por cada 700 habitantes, sucede esto, como no va a afectar económicamente la medida en España", sentenció.

"Y por si fuera poco, la nueva Ley no prevé ninguna medida compensatoria", ha recalcado Martínez, lamentando asimismo que la anterior reforma de la Ley Antitabaco provocó entre 10.000 y 30.000 euros de pérdidas, sobre todo en lo que se refiere a purificación y ventilación de los establecimientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos