hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 23 / 37 || Mañana 23 / 36 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Las minas de Cala cierran con 60 millones de toneladas de hierro en su interior

REGIONAL

Las minas de Cala cierran con 60 millones de toneladas de hierro en su interior

Empleados de Jerez, Fregenal, Fuente de Cantos, Calzadilla de los Barros, Monesterio e incluso Cáceres han formado parte de su historia laboral

10.01.10 - 00:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cuando se celebraban las primeras elecciones al Parlamento andaluz, allá por el año 1982, el entonces secretario general del PSOE, Felipe González, bajó a la mina de Cala (Huelva). Era la segunda vez que, el que a la postre sería presidente del Gobierno, visitaba a un grupo de mineros que se habían encerrado en una galería de la mina como protesta a la paralización del proyecto Presur. Éste contemplaba la construcción de una fábrica de granulados de hierro en la localidad pacense de Fregenal de la Sierra, la explotación de la mina de La Berrona, en Jerez de los Caballeros, y una planta de prerreducidos en la población onubense de Cala, que además afectaba al futuro laboral de decenas de trabajadores extremeños y andaluces.
Éste episodio, según narra Gregorio Ortega, ex alcalde de Cala y presidente del comité de empresa hasta su prejubilación, «fue el punto de inflexión para la solución al problema del cierre anticipado de la mina, ante la crisis del precio del hierro y la elevación de los costes de extracción». Para evitar el cierre, en 1983 el yacimiento fue adquirido por el Instituto Nacional de Industria a través de la empresa Presur.
No sería la única vez que los mineros de Cala se encerraban en la mina en la búsqueda de soluciones laborales. Años después, en noviembre de 2004, la escena volvía a repetirse, esta vez ante la aplicación del acuerdo del expediente de regulación de empleo que prejubilaba, indemnizaba o traspasaba a parte de la plantilla hacia la mina de níquel de Aguablanca, en Monesterio.
«Era la crónica de una muerte anunciada», afirma Ortega, quien, no obstante, explica que el cierre se ha realizado «de manera ordenada». La finalización de actividad se produce de manera progresiva desde que, en 2002, empresa y sindicatos acordaran el traspaso de parte de la plantilla «hacia actividades rentables, la restauración medioambiental del entorno minero y un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas», incluyéndose además el traspaso de hasta 33 trabajadores a la plantilla de Río Narcea en Monesterio.
El resto de trabajadores, hasta 60, -dice textualmente un comunicado del SEPI-, «se irán incorporando a la situación de prejubilados, hasta 2009, año en el que está previsto el final de la actividad de esta empresa». Llegó la fecha y en los últimos días del año que acaba de finalizar pasaban a la situación de prejubilados los últimos 8 empleados de Presur en las Minas de Cala. Con ello se ponía punto y final a esta última etapa.
Extremeños
Su situación geográfica, al norte de Huelva, fronteriza con las provincias de Badajoz y Sevilla, ha sido clave para la recepción de trabajadores de una amplia comarca. En su momento de máximo esplendor, la explotación minera de Cala daba empleo a más de 240 personas de distintas poblaciones andaluzas y extremeñas.
Empleados de Jerez de los Caballeros, Fregenal de la Sierra, Fuente de Cantos, Calzadilla de los Barros, Monesterio e incluso Cáceres han formado parte de la historia laboral más reciente de esta explotación. Llegó a tener una planta experimental en Fregenal, desde donde se realizaron proyectos tan importantes como el llevado a cabo por su departamento de investigación en la actual mina de níquel de Aguablanca.
Fue tan importante la explotación minera para la economía de la comarca que aún se conservan recortes de prensa de la época con un estudio de rentas per cápita que colocaba en el segundo lugar de toda la comunidad andaluza a la localidad de Cala. Sólo Marbella la superaba.
El cada vez menor número de empleados que iba quedando en la explotación se ha dedicado a labores residuales de comercialización de sus existencias y a tareas de restauración medioambiental. Aunque Presur tiene de vida hasta 2025, ya que hasta entonces debe hacerse cargo de sus activos, se ha decidido el fin de la explotación.
No obstante, Gregorio Ortega todavía vislumbra futuro a Minas de Cala pues «el yacimiento posee reservas de 60 millones de toneladas, con lo cual, en un momento dado podría volver a explotarse».
El último presidente del comité de empresa habla de «esperanzas fundadas» porque, según señala, existen algo más que rumores sobre el interés de esta explotación por compañías como la propia Río Nancea. Con todo, para su reapertura sería necesario sacar antes a concurso la explotación, en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, que es una entidad de carácter público.
Se tiene constancia de este yacimiento minero desde época romana. A finales del siglo XIX la explotó una empresa portuguesa. Después, una compañía vizcaína que todavía, aunque ya sin ningún tipo de relación con la mina, sigue reuniendo a su consejo de administración con el nombre de Sociedad Anónima Minas de Cala.
En los años sesenta la explotación fue adquirida por la compañía Minera de Andévalo, hasta llegar a los años ochenta, cuyos recursos fueron gestionados por Prerreducidos Integrados del Suroeste de España, S.A., Presur, empresa filial de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, SEPI.
En Tuenti
Las minas de Cala cierran con 60 millones de toneladas de hierro en su interior

Los trabajadores encerrados en la mina en 1982 abandonan la medida de presión. :: R. M.

Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.