hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 21 / 38 || Mañana 21 / 39 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«La gente me ve como un bicho raro»

CÁCERES

«La gente me ve como un bicho raro»

08.12.09 - 00:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Raúl Hernández (Cáceres, 1985) acaba de subir el último peldaño de la escalera que le permitirá alcanzar el sueño de su vida. El domingo fue ordenado diácono, el paso previo para convertirse en sacerdote. Siempre tuvo claro su destino. Lo supo desde pequeño. A sus 24 años, este joven de Guijo de Galisteo es el único seminarista que el próximo año se incorporará a la plantilla de curas en activo de la Diócesis de Coria-Cáceres, integrada en la actualidad por 150 hombres con una edad media de 59 años. Le encanta dar largos paseos por la dehesa de su pueblo, la música tradicional, escuchar los discos de 'Siempre así' y tocar el tamboril, el acordeón y la guitarra. Se define como un chico «alegre, sentimental y extrovertido», que disfruta con el cocido que le prepara su abuela y al que le gusta imaginar que viaja a la Edad Media cada vez que recorre las calles de la Ciudad Monumental.
-¿Cuántos chicos empezaron con usted en el Seminario?
-Empezamos cuatro y yo he sido el único de mi promoción que ha acabado.
-¿Se siente un bicho raro?
-Yo no, pero la gente sí me ve como un bicho raro. Yo me siento como una persona normal y corriente con mis defectos y mis virtudes. A algunos les sorprende que con 24 años no piense en alcohol, en mujeres o en cosas de esas.
-¿Y qué explicaciones les da?
-Les digo que para mí Jesucristo lo es todo y que yo he sentido su llamada.
-¿Y cuándo supo que lo suyo era el sacerdocio?
-Desde siempre me ha gustado ser sacerdote y tamborilero. El paso más importante que di fue venirme al seminario.
-¿Cómo recibieron la noticia en su casa?
-No hizo falta decir nada. Mis padres me lo propusieron. Ellos veían que yo quería ser cura y fueron los que me dijeron que me fuera al seminario. Lo tenían asumido.
-¿Y cómo reaccionaron sus compañeros de instituto?
-A mis amigos tampoco les sorprendió. Pero otros compañeros del instituto sí se llevaron una sorpresa.
-¿Por qué cree que cada vez hay menos jóvenes que siguen su camino?
-Esa pregunta siempre me la hacen. Creo que que influyen muchas cosas pero, en el fondo, hay crisis de vocaciones porque no hay un enamoramiento de Jesucristo y de su Iglesia. De ahí parte todo.
-Algo habrá hecho la Iglesia...
-Tal vez no estemos dando el ejemplo suficiente.
-¿Nunca ha tenido novia?
-¿Novia? No, nunca he tenido novia. Siempre he tenido muy claro lo que quería ser.
-¿Cómo fue la ceremonia del domingo?
-Fue un día muy gozoso. Cantó el coro diocesano de jóvenes y lo hicieron de maravilla. Fue una ceremonia preciosa, hubo muchísima participación de los sacerdotes y vino mucha gente.
-Ha sido destinado a la parroquia del Beato Marcelo Spínola, en el Vivero. ¿Cuál es su labor?
-Llevo allí tres meses. Hasta ahora estaba como seminarista y a partir de ahora ejerceré mi labor de diácono.
-¿Y puede dar misa?
-No. El diácono sólo puede bautizar, celebrar el matrimonio, presidir un funeral y llevar la comunión.
-¿A quién le gustaría casar?
-Ya tengo lista de espera. Todos mis amigos quieren que los case. Me hace mucha ilusión porque es gente de mi pueblo, donde tengo muchas amistades.
-¿Va mucho por su pueblo?
-Ahora menos. Pero siempre que puedo me acerco.
-¿Dónde le gustaría que le destinaran cuando sea ordenado sacerdote?
-Me gustaría que me dieran una parroquia en un pueblo. He nacido y me he criado en un pueblo y me gustaría que me mandaran a un pueblo. Para mí es más fácil relacionarme con la gente en un pueblo, aunque mi experiencia en la parroquia del Beato está siendo muy positiva. El ámbito rural es diferente.
-¿Qué figuras toma como referencia dentro de la Iglesia?
-La primera, Jesucristo. También admiro a San Francisco de Asís, a San Antonio de Padua (que es el patrón de mi pueblo), a la madre Teresa de Calcuta y a Juan Pablo II.
-¿Ha pensado ya qué va a pedir a los Reyes Magos?
-Ya me han traído mucho oro con mi ordenación de diácono. Tengo bastantes cosas materiales, así que les pediré que me mantengan firme en mi elección.
-¿Papá Noel también se cuela en su casa para dejarle regalos?
-No, no. Yo soy de los Reyes y de los Carnavales. Nada de Halloween ni de Papá Noel. Lo tengo claro.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«La gente me ve como un bicho raro»

Raúl Hernández, ayer en la avenida de España. :: LORENZO CORDERO

Galerías de Fotos
Videos de Cáceres
más videos [+]
Cáceres
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.