hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

sol
Hoy 22 / 36 || Mañana 22 / 34 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Una multitud en contra del aborto

en madrid

Una multitud en contra del aborto

En torno a un millón de personas se manifestaron en Madrid para rechazar la reforma legal que pretende el Gobierno de Zapatero


En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Decenas de miles de personas desfilaron durante la tarde de este sábado por las avenidas céntricas de Madrid para expresar su rechazo a la reforma de la ley del Aborto impulsada por el Gobierno socialista y que actualmente se encuentra en fase de trámite en el Congreso de los Diputados. La manifestación estuvo convocada por 42 organizaciones sociales antiabortistas, 'pro vida' y defensoras de la familia tradicional, que intentaron, desde el inicio de los preparativos, que la protesta se convirtiera en una expresión de la 'sociedad civil' contra la nueva ley del Aborto, por lo que ningún partido político figuraba como promotor.
El corazón de Madrid acogió una colorista marea humana en la que participaron, según las organizaciones convocantes, entre un millón y medio y dos millones de personas en «la mayor concentración en la historia en contra del aborto». Por su parte, la Comunidad de Madrid cifró la asistencia en 1,2 millones, mientras que la Delegación del Gobierno de Madrid eludió facilitar cifra alguna
Entre las asociaciones promotoras de la marcha figuraban el Foro Español de la Familia (FEF), Derecho a Vivir, Hazte Oír, la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA), la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), la Federación Española de Asociaciones Pro Vida (FEAPV), la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), La Fundación 'Hogar y Familia', la Fundación 'Vida', el Grupo Provida, la asociación No Más Aborto, SOS Familia y Médicos por la Vida, además de muchas otras
Pancartas de cabecera
La manifestación, que discurrió sin incidentes y en un tono lúdico, estuvo salpicada de banderas y banderolas de colores con anagramas a favor de la vida, pancartas contra el aborto y a favor de la mujer, camisetas de colores, globos y pelotas ligeras.
La cabeza de la marcha estuvo encabezada por dos grandes pancartas de 15 por 1,20 metros. Una de ellas, con el lema central del acto de protesta: 'Cada vida importa. Por la vida, la mujer y la maternidad', portada por los representantes de algunas de las organizaciones convocantes, como Benigno Blanco (FEF), Ignacio Arsuaga (Hazte Oír), Gador Joya (Derecho a Vivir), Alfredo Dagnino (ACdP), Enrique Jaureguizar (Médicos por la Vida), Luis Carbonel (CONCAPA), Isabel Bazo (CECE), Eva Holgado (FEFN), Manuel Cruz (Fundación Vida), Alicia Latorre (Federaciones Provida) y Luis Chiva (Ginecólogos por el Derecho a Vivir).
La segunda cabecera, situada a unos 50 metros, tenía como lema 'Mujeres contra el aborto' y era portada por las fundadoras de esta plataforma: las periodistas Cristina López Schlichting, Isabel San Sebastián, Isabel Durán, María Pelayo, María López, Covadonga O´Shea, Minerva Piquero y Cuca García de Vinuesa, además de por Regina Otaola, alcaldesa de Lizarza (Guipúzcoa), la notaria Isabel Estapé, la escritora María Vallejo-Nájera, la cantante María Ostiz y la representante de Red Madre, Esperanza Puente.
La manifestación, con la que se pretendió erigir a Madrid en la «capital mundial de la vida», como rezaba uno de sus eslóganes, fue un clamor multitudinario y lúdico contra la ampliación de la legislación del aborto. Cuando la cabecera de la marcha enfiló la calle de Alcalá, los detractores de la nueva ley del Aborto agitaron cientos de globos mientras coreaban consignas como 'con la vida tiras p'alante, el aborto tira p'atrás', 'la primera ley de todas es el derecho a vivir', 'sí a la vida, aborto no' y cánticos como 'por la vida, oé, oé' y 'cómo puede ser que un ser humano no pueda nacer'.
En las numerosas pancartas portadas por los manifestantes se podía leer: 'Aborto es violencia doméstica intrauterina', '«Bibiana, tú no eres humana', 'el aborto no es un derecho, es un delito; la vida sí es un derecho', 'no existe el derecho a matar, existe el derecho a vivir', 'paremos el holocausto del siglo XXI' o 'el aborto es una guerra en el seno de una madre y de toda la humanidad'.
Otras carteles rezaban: 'Pezqueñines sí, gracias' y, bajo la foto de un feto sin vida, 'pequeñines, no gracias', y en otros se leía 'por el derecho a la vida'.
El ambiente festivo de la marcha se evidenció, en un momento del recorrido, cuando se desplegó una inmensa pancarta con el lema central de la manifestación, 'Cada vida importa', que se alzó a las alturas empujada por 300 globos de helio. Una gran mayoría de los seguidores de la marcha llevaban camisetas, gorras y pegatinas de diversos colores (blancas, azules, rojas) con leyendas como 'derecho a vivir' o 'cada vida cuenta'.
Manifiesto
Ya en la Puerta de Alcalá, donde la manifestación culminó su recorrido, se sucedieron los discursos e intervenciones de mujeres que se vieron abocadas al aborto o que decidieron no abortar. Desde el escenario de 80 metros cuadrados, se procedió a la lectura del manifiesto, que corrió a cargo de tres mujeres de la plataforma 'Mujeres contra el Aborto ': las periodistas Cristina López Schlichting, Isabel San Sebastián e Isabel Durán.
Antes, como portavoz del «papel principal» que tienen los hombres en el aborto , habló el actor y productor mexicano Eduardo Verástegui.
Las peticiones principales del manifiesto se centraban en la retirada del proyecto de ley del Aborto , así como en el impulso y promoción de una «red solidaria de apoyo a la mujer embarazada, para que ninguna mujer se vea abocada al aborto por carecer de información y alternativas viables para afrontar los problemas que están en la base de la decisión de abortar». Asimismo, abogaba por «la potenciación y agilización de la adopción nacional, incluyendo la creación de un protocolo por el cual se informe a la mujer de esta alternativa en caso de embarazo imprevisto».
El aborto como derecho
El manifiesto, en síntesis, reclamaba «proteger siempre al no nacido como a cualquier otro ser humano y proteger siempre a la mujer para que nunca se vea abocada al aborto «, máxime cuando la interrupción voluntaria del embarazo es «un inmenso fracaso, digno de ser evitado mediante políticas sociales activas y solidarias con la mujer».
Y es que, rezaba el manifiesto, el Gobierno «pretende modificar la vigente legislación en materia de aborto para despenalizar totalmente su práctica y reconocerlo como un derecho».
«Con la nueva ley anunciada -proseguía-- se privará a la mujer de su derecho a la maternidad, no se hará nada por evitar abortos y crecerá cuantitativamente el inmenso fracaso que es siempre un aborto provocado».
El manifiesto también destacaba que la nueva ley del Aborto «pretende imponer con carácter obligatorio y coactivo en todos los servicios y centros sanitarios y educativos la ideología de género y su visión de la sexualidad y de la persona». La iniciativa del Gobierno, reseñaba, «obliga a todas las personas que valoran la vida humana y el derecho a la maternidad a manifestar públicamente su compromiso con el derecho a la vida y con la mujer embarazada, para evitar que se degrade aún más el ya precario e insuficiente compromiso de la legislación española con el derecho básico a la vida».
Leyes injustas
Como colofón de la marcha, intervino el presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, en nombre de las asociaciones convocantes de la plataforma 'Cada vida importa', quien trasladó que el debate sobre el aborto «no solo no está cerrado, sino que somos millones de personas las que nos comprometemos a no darlo por cerrado hasta que no haya ningún aborto «.
La marcha, dijo, es «un compromiso personal y colectivo de lucha por la vida y la mujer que hoy alcanza un punto de madurez tras años de trabajo en la oscuridad, y que no se va a detener hasta que las leyes, las políticas públicas y los comportamientos privados traten con el respeto que se merecen al niño que va a nacer y a su madre». Comprometió Blanco la palabra de las asociaciones convocantes de que «no vamos a abandonar» a las mujeres, «como hacen las leyes injustas que permiten o facilitan el aborto , es decir leyes como la ahora vigente en España o la que se tramita en el Congreso».
Por último, recordó a «políticos, parlamentarios y gobernantes, a los que hoy gobiernan y a los que están en la oposición: el derecho a la vida es demasiado importante. Tenéis que protegerlo. Una sociedad sana y humana no puede convivir con una ley permisiva del aborto , ni con la actual ni con la anunciada ni con ninguna».
La manifestación de Madrid tendrá un coste aproximado de 130.000 euros, que en su mayoría serán financiados a través de donaciones particulares y, el resto, por las organizaciones convocantes de la marcha.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Una multitud en contra del aborto
La Comunidad de Madrid dijo que asistieron 1,2 millones de personas y la Delegación del Gobierno no quiso dar cifras. /EFE
Una multitud en contra del aborto
Consignas en defensa de la mujer, la vida y la familia./ EFE
Una multitud en contra del aborto
Ana Mato y José María Aznar se saludan. /EFE
Una multitud en contra del aborto
Dolores de Cospedal, entre los manifestantes. /EFE
Una multitud en contra del aborto
Un manifestante exhibe un muñeo que representa un feto./ EFE
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.