Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Lunes, 20 octubre 2014

Más Actualidad

31.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Decía Lenin que Rusia se encontraba en una posición privilegiada de cara a la futura -y necesaria- revolución social precisamente por la situación de atraso que sufría con respecto a Europa. En estos días, y reflexionando sobre la obra del ruso, he llegado a la conclusión de que los actuales dirigentes de la Junta de Extremadura deben ser fervores lectores y admiradores de la corriente marxista-leninista y deben haberse tragado semejante incongruencia intelectual. Digo esto porque, a lo largo de este curso y ya que estoy finalizando mis estudios universitarios, me he lanzado a una incansable búsqueda de becas y ayudas con el objetivo de seguir formándome, a ser posible en el extranjero. Mi sorpresa ha llegado al encontrar que no puedo disfrutar de la mayoría de ellas por ser extremeña, y no cántabra, navarra o valenciana; y esto es así porque la mayor parte de comunidades autónomas otorgan becas a sus estudiantes para prolongar sus estudios en el extranjero, pero la extremeña no. La culpa no es sólo de la Junta -también tienen mucho que callar la Administración estatal y el injusto 'Estado de las Autonomías'- pero la situación dice mucho de un Gobierno que parece ser socialista sólo con los que pretenden perpetuar su existencia en Extremadura, no con los que tuvimos que emigrar y depender únicamente de la ayuda de nuestros padres porque nuestra carrera ni siquiera se ofertaba en la comunidad. Dicen los economistas que la inversión en capital humano es cada vez más importante, especialmente ahora en tiempos de crisis. Yo aún recuerdo esa magnífica operación estética de Ibarra en la cual nos colocaron dos ordenadores por alumno en cada clase para aparentar de cara al resto del país que estábamos progresando. Me pregunto cuántos másters y programas de investigación para alumnos sobresalientes podrían haberse pagado -entonces y ahora-, y qué beneficio podría haber sacado la sociedad civil extremeña de dicha inversión. Es una lástima que el actual Gobierno también siga creyendo en el beneficio del atraso.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS