La pintura y el interés social de Guillermo Silveira

El Museo de Bellas Artes de Badajoz dedica una exposición a este artista del que existen obras en muchas colecciones particulares de Extremadura

MERCEDES BARRADO TIMÓN

Sesenta y tres cuadros, de más de 200 que han sido localizados por el Museo de Bellas Artes de Badajoz (MUBA), integran la exposición sobre el pintor Guillermo Silveira, que permanecerá abierta hasta el 31 de mayo en la capital pacense. Guillermo Silveira nació en Segura de León en 1922 y vivió en diversas ciudades, pero finalmente se asentó en Badajoz y murió en el año 1987. De formación artística autodidacta, dejó numerosas obras en colecciones privadas de Extremadura y también hizo murales, como los que se conservan en un centro educativo de Fregenal de la Sierra o en la Base Aérea de Talavera la Real. Fue profesor de Modelado en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí y entre sus obras se cuentan el monumento 'Cien mil horas de vuelo', situado también en la Base de Talavera, o la imagen de la Virgen de los Ángeles que está situada en la Puerta de Palmas. Entre las obras expuestas en el MUBA destaca la titulada 'La primera cuerda rota', de 1962, que cuenta con varios premios y pertenece a la colección del Museo Reina Sofía. Hay también ejemplos de varias de las líneas de trabajo que el pintor siguió a lo largo de los años y las series dedicadas al circo, o a los paisajes urbanos, cuadros de carácter religioso o los bodegones. También puede verse una de las paletas del pintor, que fue fabricada por él mismo. Silveira pasó del fauvismo y el expresionismo al interés por la abstracción, manteniéndose distante de las escuelas costumbristas de mediados del pasado siglo. En una de sus frases reflejadas en la exposición, el pintor alerta sobre la tentación de mirar el arte tan sólo desde el estrecho punto de mira de la visión regional. Las representaciones de personajes del mundo del trabajo, de los artistas callejeros, y algunos aspectos de sus modelos circenses, evidencian una clara preocupación social, según la opinión del director del MUBA, Román Hernández Nieves. El estudio de la vida y obra del pintor contenido en el catálogo es obra de Diego del Moral y la comisaria de la exposición es María Teresa Rodríguez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos