Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cáceres

CACERES

Ha pedido a la alcaldesa y a la Junta un listado completo de los locales de la Madrila y anuncia que llevará el caso al juzgado de lo contencioso Presenta alegaciones a la nueva ordenanza y amenaza con impugnarla

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Asociación contra el ruido activa la vía judicial contra el Ayuntamiento
Un grupo de jóvenes protestan en la Plaza de Albatros por el cierre de locales en 2002./ HOY
La escena está cargada de protagonistas. Y unos están en las antípodas de los otros, aunque apenas les separen unos cuantos metros. Madrugada en la zona de la Madrila. Unos se divierten, en algunos casos a voces. Otros sufren en silencio en sus casas, a unos cuantos metros. Una madre abandona la resignación y le pide a varios jóvenes que vociferan entre alcohol bajo su ventana que moderen los decibelios. Su hija pequeña es incapaz de dormir y está llorando, explica como puede. El resultado es que le lanzan una botella de cerveza y las cosas siguen como estaban.

«Y así llevamos 40 años, no es una cosa de ayer ni de hace dos meses», puntualiza Fernando García Figueroa, que escucha con gesto serio el relato que hace su compañero Antonio Durán. Ambos forman parte de la directiva de la asociación 'Cacereños contra el ruido', creada el pasado mes de noviembre, casi en las mismas fechas en las que llegó al Pleno municipal la nueva ordenanza del ruido y protección ambiental.

Cuatro meses después, están tan convencidos de que la nueva norma no solucionará los problemas que anuncian su intención de comenzar a resolver cuestiones por vía judicial.

Listado

La asociación ha pedido a la alcaldesa un listado de todos los locales de la Madrila y otras zonas. «Le digo al Ayuntamiento que me diga qué categoría tiene cada bar», subraya el presidente, Antonio Durán. La única respuesta recibida no le ha llegado de Carmen Heras, sino del secretario, Manuel Aunión. «Le comunico que para poder localizar la información sobre la licencia de apertura de los establecimientos (...) es necesario aportar más datos, como el titular de la licencia de apertura o de los cambios de titular de la citada licencia», se puede leer en un escrito oficial del Consistorio enviado con fecha de 12 de marzo.

Es decir, al final es el propio Ayuntamiento el que pide a la asociación los datos que ésta exige conocer. 'Cacereños contra el ruido' aún espera noticias de la Junta de Extremadura sobre una petición que también se hizo llegar: «Ni siquiera nos han contestado en la consejería.

Por lo que respecta al Ayuntamiento, el secretario tiene obligación según el reglamento de actividades molestas de llevar un libro-registro de todas las actividades. Y en el mismo deben figurar la categoría y el titular. Me dirijo a la alcaldesa para que me diga qué categoría tienen los locales y... nada». Antonio Durán se muestra desconcertado: «Me piden que aporte datos y son ellos los que deben aportarlos».

El presidente de la asociación asegura que el Ayuntamiento no lleva «ningún registro» y lamenta que su petición sobre las licencias de los locales y la relación que incluya la categoría de los mismos y su titular no haya obtenido la respuesta esperada: «Contesta el secretario, y no la alcaldesa que es a quien nos dirigimos. No nos consta que haya delegación, no nos dicen si podemos recurrirlo y dónde. Vamos a recurrir en reposición y el siguiente paso es el contencioso. No queda más», avisa. La vía judicial vuelve a planear alrededor de un colectivo que cuenta con 25 socios y que encuentra nuevos bríos en su lucha con la reciente sentencia de la Audiencia de Barcelona que condena a cinco años y medio a la dueña de un pub por lesiones causadas por ruido. «La única vía es la vía de los tribunales, en este caso en el contencioso-administrativo. Podríamos ir hasta por la vía penal», concluye Fernando García Figueroa.

En la asociación son conscientes de que esa decisión implica un coste económico, aunque están dispuestos a asumirlo. Ya han llevado sus quejas ante el subdelegado del Gobierno y el comisario, en una reunión celebrada hace unas semanas, y también se han dirigido a la Asociación de Juristas contra el ruido. El último fallo de la Audiencia de Barcelona avala su planteamiento de trasladar a los juzgados una batalla que surge de la eterna disputa entre el derecho de unos al descanso y al ocio de otros. Antonio Durán habla de «una sentencia más de las muchísimas que han salido» y recuerda que lo que más llama la atención es la elevada condena.

«Por supuesto que nos planteamos acudir a los tribunales de Justicia, ya que es el único camino que nos dejan las autoridades administrativas», resume.

Incumplimientos

'Cacereños contra el ruido' ha presentado 22 alegaciones a la ordenanza de ruido, que para la asociación es un calco de la anterior. No obstante, su presidente va más allá: si la ordenanza entra en vigor tal y como está redactada, «la asociación la impugnará por vía judicial».

«La situación en Cáceres es de auténtico desastre», responde sin dudar. Incumplimientos varios, escasa información y molestias constantes llevan a movilizarse a una asociación que está dispuesta a poner coto a la contaminación acústica.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Cáceres
más videos [+]
Cáceres
Vocento
SarenetRSS