Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Extremadura

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Sofiex no se libra de la crisis económica y tiene seis empresas con problemas
Trabajadores de Sanck Extremadura en la puerta de la empresa que fue cerrada sin avisar en 2007.|HOY

El caso de Lusográfica no era tan aislado. El tejido empresarial está sufriendo en su conjunto los rigores de la crisis financiera. Y los datos indican diariamente que son muchas las firmas con problemas. Incluso, parece que está afectando a aquellas que cuentan con participación de capital público en su accionariado.

Concretamente, la Sociedad de Fomento Industrial de Extremadura (Sofiex) tiene actualmente seis empresas con distintos problemas. En su mayoría sufren suspensión de pagos, aunque también se da el caso de proyectos que se encuentran paralizados a la espera que la tormenta escampe.

La directora general de la sociedad, Angustias Ventura, asegura que todos los proyectos que forman parte de su cartera de sociedades son serios, pero «nadie puede asegurar al 100% que una empresa vaya a salir adelante». Y es que «el mercado es igual para todos». No obstante, confía en el futuro de estos negocios y espera que varios de ellos muestren mejoría en las próximas fechas.

De todas las empresas con problemas, quizás el caso de Lusográfica sea el más llamativo por varias razones. Sobre todo por las acusaciones de la oposición política sobre las ayudas y los «tratos de favor» que desde las administraciones públicas se dieron a los promotores del proyecto. De hecho, ayer se debatió sobre el tema en la Asamblea.

Lo último que se sabe de este caso es que se ha llegado a un acuerdo de indemnizaciones con los trabajadores y se negocia con un posible comprador sevillano.

Pero el de la imprenta oliventina no es el único ejemplo. Otras cinco empresas de la cartera de participadas están en una situación parecida.

Actualmente, esta sociedad de capital riesgo tiene participación en 54 empresas, según los últimos datos actualizados de la propia sociedad. De ellas, siete tienen un carácter eminentemente público, por lo que se podría pensar que su futuro depende más de las decisiones políticas que de los vaivenes del mercado.

Sin embargo, la opinión de Ventura es completamente opuesta. «Si estas empresas fracasan en su cometido o atraviesan por problemas tienen que desaparecer de la misma manera. Están sujetas a las mismas leyes del mercado».

La mayoría de las empresas con problemas pertenecen al sector de la construcción e industrias auxiliares.

Es el caso, por ejemplo, de Heconisa (Herrera Estructuras y Construcciones Industriales). Pertenece al Grupo Herrera, uno de los más importantes de Extremadura en el sector de los materiales de construcción. La coyuntura hizo que el pasado diciembre se tuviera que acoger a un procedimiento concursal. Era lo que toda la vida se ha llamado una suspensión de pagos.

Entonces, el grupo achacaba la situación a dos razones. Por un lado, estaban las «tensiones de liquidez producidas como consecuencia de los recientes y sucesivos impagos de clientes». Sin embargo, señalaba como más importante «el endurecimiento de las condiciones de las entidades bancarias, las cuales han provocado un estrangulamiento financiero».

Por este motivo, Ventura se muestra confiada en que supere sus problemas. «La situación de la construcción le ha afectado de pleno, pero tiene clientes y tiene pedidos, dos pilares básicos. Por tanto, estoy convencida de que va a salir adelante».

También hay que hablar de Procesos Metalúrgicos Samobeco, una empresa de Fuente de Cantos que se dedica a la transformación de productos metálicos y en la que Sofiex entró con un 40%. El pasado 16 de diciembre, el Juzgado de lo Mercantil la declaraba en concurso de acreedores. En este caso concreto, la raíz del problema parece que está en las dificultades del mayor cliente que tenía, de forma que sus pedidos han caído.

Ventura también confía en la viabilidad de esta empresa, ya que trabaja en un sector con «mucho potencial». Por eso, espera que haya «buenas noticias» en un breve periodo de tiempo. Confirma que hay negociaciones avanzadas para que un comprador se haga cargo de la empresa.

Paralizado

El tercer proyecto de esta lista relacionado con la construcción ha quedado paralizado antes de convertirse en una realidad.

Se trata de Sisdelfil, vinculado con el sector metalúrgico y promovido por un empresario valenciano y con una participación inicial de Sofiex del 49%. Al parecer, la firma matriz también está sufriendo la crisis y ha decidido parar la idea, al menos hasta que la crisis escampe. Testigo mudo de la iniciativa es la nave que se ha quedado a medio construir en Trujillo, donde iba a estar asentado el proyecto, informa Javier Sánchez.

Más antigua es la mala situación de otras dos empresas participadas por Sofiex. Una es Snacks Extremadura Alimentación 2004. El inversor principal era también valenciano y realmente el negocio nunca marchó bien. Sin avisar, dejó de abrir en mayo de 2007 a los trabajadores. Diez de ellos consiguieron cobrar su indemnización después de mucho luchar, y se anunció una reapertura el pasado año, que al parecer nunca se produjo. Sea como fuere, fue declarada en concurso de acreedores el pasado 20 de noviembre.

La otra arrastra problemas desde mucho antes, por lo que no se puede decir que se haya visto afectada por la crisis. Por esta, al menos. Se trata de Andi Elaborados y Transformados, dedicada a la elaboración de productos precocinados derivados del pescado. Está en manos de un administrador desde 2007 y el pasado 22 de enero se declaraba abierta la fase de liquidación.

Se da la circunstancia de que otras nueve de las sociedades en las que participa Sofiex se encuentran en estos momentos en fase de proyecto o de construcción. Entre ellas se encuentra el hotel que Atrio quiere construir en la plaza de San Marcos de Cáceres, cuyas obras la fiscalía ha pedido que se paren.
"Nuestras empresas están más preparadas para esta situación"
Seis empresas con problemas de un total de 54. La directora de Sofiex, Angustias Ventura, considera que se trata de una cifra que entra dentro de lo normal. «Considero que la evolución de la cartera es positiva». Asegura que Sofiex mira con lupa a los emprendedores que le piden ayuda para sacar adelante su idea. «No somos unos kamikazes», resume Ventura.

Nunca han tenido tantas empresas en crisis, pero la situación económica es evidente. También hay que tener en cuenta su cartera es la más amplia de su historia, por lo que es lógico que haya más probabilidad de problemas.

La responsable asegura que se comprueba que cada proyecto tiene rigor y los números se ajustan a la realidad. Sin embargo, «nadie asegura un éxito del 100%». Recuerda que «el mercado es igual para todos», y que no pueden «proteger a sus hijos». Es decir, las empresas con las que trabajan deben competir en igualdad de condiciones.

Sin embargo, destaca que sí que cuentan con una ventaja. «Están más preparadas y mejor dimensionadas porque nosotros les hacemos mucho hincapié en la profesionalización de la gestión de las mismas». Dicho de otra manera, Sofiex siempre tiene una presencia minoritaria en las empresas en las que participa, por lo que no participa en la gestión. Pero sí que impone una serie de 'patrones' de conducta.

Ventura cuenta que entre los requisitos que se exigen está que sea un proyecto viable, que se encuadre en un sector que tenga margen de crecimiento y que cree empleo. También que tenga una estrategia de mercado, de producto y que el promotor «sea honrado». No son pocos los oportunistas que han pasado por las oficinas de Sofiex vendiendo humo.

Cada idea nueva que llega pasa por los técnicos de la casa y por un comité de evaluación antes de ser aprobado definitivamente por el Consejo de Administración.

Arranque

La sociedad cuenta con una característica que la hace especial. Mientras que muchas sociedades de capital riesgo sólo trabajan con empresas que están 'lanzadas', la extremeña lo hace también en la fase de 'semillero' o arranque. Esto conlleva un mayor riesgo, puesto que también se incluyen fases como la compra del suelo y la instalación de maquinaria.

Finalmente, Ventura recalca que la participación accionarial es sólo una de los aspectos de su trabajo. Destaca por ejemplo, el «constante» trabajo de promoción que realiza todo su personal, tanto el que se encuentra en las oficinas centrales de Mérida como los delegados que existen en Madrid, Barcelona, Lisboa y Alemania.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura
Vocento
SarenetRSS