Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 3 septiembre 2014

Sociedad

SOCIEDAD

«La atención hospitalaria puede causar problemas en el inicio de la lactancia y la relación con el bebé»
14.02.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Rosa Soloaga tiene 39 años y tres hijos. El primero, Nicolás, nació hace una década en la sala de partos de un hospital, entre monitores, sondas y anestesia epidural. Dos años después llegó Martina en la habitación de una clínica, con todos los controles médicos pertinentes, pero ya sin analgesia. Fue algo más humano, pero tampoco lo que buscaba su madre. Lo que Rosa hubiera deseado en una y otra ocasión se lo dio Mario, que despertó a la vida hace nueve meses, en la habitación de su domicilio, en Bilbao.

-¿Cuando hablamos de parto natural, hablamos de parto en casa?

-Mucha gente entiende el parto natural como un parto vaginal sin mucha intervención médica. Yo prefiero hablar de un parto respetado, que respete el proceso biológico de la mujer.

-¿Un parto respetuoso puede tener lugar en el hospital?

-Exacto. Esa es la diferencia.

-Cada uno de sus hijos nació de una manera diferente. ¿Qué le hizo ir cambiando de opinión?

-No la cambié. Cuando nació el mayor no tuve otra opción. Nadie me dio la información que necesitaba para un parto en casa; y con la niña me ocurrió parecido. Con ella, al menos, supe de un médico que dejaba nacer en la habitación de una clínica.

-¿Por qué eligió el parto en casa para su tercer hijo?

-Porque es el que mejor respeta las necesidades biológicas y naturales de la mujer.

-¿A qué se refiere?

-A que me den opción a que las cosas pasen como yo quiero.

-¿Y qué es lo que quiere?

-Que se respeten los ritmos del parto, que no se me practiquen intervenciones innecesarias. En los hospitales no lo hacen así. Los procesos de dilatación y expulsivo se aceleran con oxitocina y de ese modo se vulneran tanto la intimidad como los deseos de la madre.

-¿Qué consecuencias puede tener, según usted, todo esto?

-Influye en lo cómoda o lo a disgusto que pueda encontrarse la madre. La atención hospitalaria puede provocar problemas en el inicio de la lactancia, de la relación de la madre con su bebé. No es algo medible como la muerte de un recién nacido, pero sí algo que afecta al bienestar de la madre y del niño.

-Holanda, el país de referencia en el parto en casa, está cambiando de tendencia. ¿Cómo lo valora?

-Para mí, Holanda sigue siendo un modelo. Siguen creyendo en que el parto es un proceso natural que todas las mujeres pueden pasar sin problemas y siguen manteniendo la atención domiciliaria. Tienen matronas que visitan a las mujeres en casa, las controlan... A mí me parece ideal.

-Pero los partos complicados los derivan al hospital...

-Sí, claro. Nosotras también decimos que ante un parto complicado, lo mejor es el hospital.

-Una complicación en casa siempre es más difícil resolver, ¿no?

-¿Claro, claro! Un embarazo de riesgo no te lo atienden en casa. La condición para dar a luz en casa es que sea un parto saludable y que estés cerca del hospital.

-¿Pediría a un dentista que le extrajera una muela sin anestesia?

-No tiene nada que ver... ¿Es que no tiene nada que ver! Una cosa es que te saquen una muela y otra que te saquen un hijo que tú has querido y que vas a luchar por tenerlo. El cuerpo de una mujer está preparado para tener hijos, pero no para que le saquen una muela. Biológicamente, tenemos mecanismos para afrontar ese dolor, pero no para que nos partan un brazo.

-¿Qué sentido tiene sufrir cuando se puede evitar ese dolor?

-Se crece muchísimo desde el punto de vista humano. Biológicamente, el proceso del parto es más natural; y la crianza del bebé comienza de una forma más sana y placentera.

-¿Por qué pensaron que había que montar una asociación?

-Porque faltaba información. Cada vez somos más las mujeres que queremos un parto respetado, y cuando se pedían estas cosas en el hospital, muchas se creían raras. Lo importante es permitir que las mujeres puedan elegir, que sepan que pueden solicitar un parto respetado en casa o en el hospital. Es real y se puede dar.

-Convénzame.

-Tener un hijo es una experiencia única que merece la pena vivirla plenamente, con todas sus consecuencias.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Vocento
SarenetRSS