Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Extremadura

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La clave para que el Plan de la Junta funcione está en el sector privado, que debe hacer sus cuentas antes de concursar por estas plantas de gestión de escombros. Juan José Rodríguez, empresario pacense que se dedica a la demolición de obras desde hace más de 25 años, no lo ve claro a no ser que la iniciativa sea totalmente pública o se incentiven las inversiones con alguna subvención, al menos para asegurar la rentabilidad cuando se trata de municipios menores. Su empresa Reciclados Extremadura pertenece al Grupo de Entidades Recicladoras de Demolición de España (GERD). Según su análisis, hace ya más de cinco años (muestra el recorte de prensa de junio de 2003) la Junta de Extremadura manifestó esta misma intención, pero no dio sus frutos al no resultar rentables las plantas y quedar varios concursos desiertos. «Ahora mismo hay sólo un borrador, así que deberemos esperar a que salga el Plan definitivo y opinar. Lo que es cierto es que reciclar los escombros es necesario. Pero basta con una ordenanza municipal y que salga a concurso la planta de reciclaje pues son las ciudades las competentes para tratar de hacer un buen uso de estos residuos porque la actividad se puede controlar mejor desde el municipio con sus técnicos pues están más cerca del ciudadano, del constructor y de sus obras. Además de la fianza, un ayuntamiento tiene potestad para denegar la licencia de primera ocupación en caso de que a alguien le compensara perder la fianza, por lo que el control sería total», sugiere.

El inconveniente que observa es que en Extremadura la población está muy dispersa y el coeficiente de generación de escombros en la región se sitúa en 0,7 toneladas por habitante y año. «Esto significa -calcula- que se recibirían 105.000 toneladas al año en las plantas y si la inversión oscila entre 5 y 6 millones de euros, sólo habría expectativas de beneficio en ciudades grandes como Cáceres, Mérida o Badajoz, ya que desplazar los residuos encarece su gestión pues debe transportarlo el constructor».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura
Vocento
SarenetRSS