Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 1 octubre 2014

Almendralejo

almendralejo

Los chinos son los más «reticentes» a la integración pero dan menos problemas. El programa ‘Convivir para vivir’ trabaja en las barriadas para acercar las culturas
07.01.09 - 09:19 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La barrera del idioma es la principal de causa de conflictos con inmigrantes
Merienda en la barriada de Las Mercedes en la que también participaron vecinos de La Paz. / CEDIDA
Almendralejo convive día a día con personas de 59 nacionalidades, cada una con sus propias costumbres y su idioma lo que provoca en algunas ocasiones conflictos vecinales.
Desde los Servicios Sociales de Base se ha llevado a cabo desde febrero el programa ‘Convivir para vivir’ donde han desarrollado acciones para fomentar el intercambio de culturas y solucionar estos conflictos sociales que surgen de la convivencia.
La técnico Sara Manchón ha hecho un balance del programa, aclarando que al haber tanta variedad de nacionalidades es «imposible hablar de todas por igual». Indica que hay población inmigrante totalmente integrada y otra que no, siendo la más «reticente» la comunidad china, aunque a la vez indica que son los que menos «problemas» dan.
Una de las causas principales de estos conflictos es la barrera del idioma. «Son problemas normales que pueden darse en cualquier comunidad de vecinos pero lo que pasa que el idioma lo dificulta más», señala Manchón.
También la técnico diferencia entre las personas que vienen sin un proyecto de vida firme y decisivo para quedarse, y por lo tanto no tienen arraigo, con los que vienen pensando en quedarse, siendo estos últimos los que más se integran en la sociedad.
Ha incrementado el número de personas que acuden a los servicios sociales a denunciar algún conflicto «la mayoría sin importancia», aclara la técnico.
Para ella lo más importante de estas denuncias es que les lleva a detectar situaciones irregulares, como inmigrantes que están sin legalizar o niños sin escolarizar. «Estamos intentando educar pero todo eso lleva su tiempo», asegura la trabajadora de los Servicios Sociales de Base.
El problema del absentismo escolar se da sobre todo entre la población rumana de etnia gitana, la cual al advertirle de ellos, según Manchón suelen respetar a los trabajadores y llevar a sus hijos al colegio.
Manchón apela a la sensibilización de los vecinos autóctonos. «A veces nos encontramos con propietarios de pisos que se aprovechan de estas personas y alquilan viviendas que no tienen ni las más mínimas condiciones para vivir y a precios muy altos, lo que obliga a que la alquilen un grupo numeroso y en eso también hay que educar».
Para acabar con este problema se ha solicitado un proyecto para hacer un estudio sobre las viviendas que cumplen con los requisitos para alquilarse y cuales no.
Intercambio
Pero quizá el aspecto más importante que ha tratado este programa es la sensibilización, con diferentes charlas en las que entre otras cosas se transmitía que el pueblo extremeño ha sido emigrante y que por eso no teníamos una población inmigrante demasiado importante.
Para ello se ha utilizado a las asociaciones de vecinos. «Los hemos elegido a ellos porque son los nexos más importantes entre la administración y los ciudadanos», indica Manchón.
Así se han proyectado películas que mostraban la variedad cultural, celebrado concurso gastronómicos y llevado a cabo meriendas interculturales’ por todas las sedes. En total se han celebrado 12 en las que han participado una media de 25 personas. Según cuenta la técnico se trataba simplemente de pasar un rato, dejando de lado el tema de la inmigración y hablando de cosas cotidianas y conociendo además productos y comidas típicas de los diferentes países. «De estas meriendas han salido muchas amistades», destaca Sara Manchón.

Acabar con los tópicos
Muchos almendralejenses, además, han podido acabar con muchos de los tópicos que rodean a los inmigrantes por desconocimiento. Así han podido saber que las mujeres marroquíes se pintan las manos con gena, que se hidratan la piel con un gel que para nosotros puede resultar muy fuerte o que por norma se lavan las manos antes de comer.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Almendralejo
más videos [+]
Almendralejo
Vocento
SarenetRSS