Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cáceres

CACERES

Hoy presentarán denuncias en el Ayuntamiento, Subdelegación del Gobierno y Policía

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Cuatrocientos vecinos indican que viven acosados por el botellón del Paseo Alto
Un árbol destrozado en uno de los últimos botellones; al fondo, el cuartel Infanta Isabel. / JORGE REY
«Se pueden llegar a producir sucesos irreparables que luego tengamos que lamentar». Así concluye una denuncia firmada por varias decenas de ciudadanos de Cáceres que se sienten acosados por el botellón ilegal del Paseo Alto. La denuncia será entregada hoy en el Ayuntamiento de Cáceres, en la Subdelegación del Gobierno y en las dependencias de la Policía Local. La denuncia está acompañada con fotos de árboles destrozados, de farolas rotas y tiradas, de pintadas, de basura...

«Es que aquí ya no hay quien viva», afirma Mamen Parejo, vecina del residencial Infanta Isabel compuesto por 157 viviendas. También están afectadas las personas que ocupan los 138 pisos del Residencial El Albero, y los que viven en alrededor de unas 70 viviendas de un tercer residencial. En total son algo más de 400 los vecinos afectados.

Carreras de coches

César Salgado, presidente del residencial El Albero, comenta que el botellón de Paseo Alto se ha desproporcionado, «es que antes venía menos gente y eran jóvenes que a cierta hora se marchaban; pero es que ahora son muchos y están hasta más allá de las cuatro de la madrugada, son más mayores y hay carreras de coches y motos. Está la música de los coches tuneados y también las peleas».

El pasado sábado hubo una reyerta en la que intervinieron dos bandas que se golpearon con palos de gran tamaño. Tuvo que intervenir la Policía Nacional y la Policía Local.

«Yo me compré una casa aquí por 30 millones de pesetas, pensando que yo y mis hijos íbamos a vivir tranquilos; pero aquí no se puede estar», comenta otra vecina.

Los tres residenciales se han comenzado a habitar hace poco. Están detrás del cuartel Infanta Isabel, al lado del Paseo Alto, una zona de Cáceres a la que tradicionalmente iban los cacereños a pasear, antes de que se hiciera el Paseo de Cánovas, ya que se consideraba que era la zona más saludable de la ciudad. Es un auténtico balcón natural desde el que se ven los llanos de Cáceres.

Venta de droga

Antes el botellón se hacía cerca de la ermita, pero se ha ido extendiendo, y también han ido cambiando las personas que acuden a este lugar para juntarse a beber las noches de los viernes, sábados y vísperas de festivos.

Si antes eran sólo jóvenes, algunos menores de edad, que no disponían de tanto tiempo como para ir al botellón del Ferial; ahora también acuden jóvenes de más edad en coches y motos. Se quedan más tiempo, hacen más ruido con sus coches tuneados, y también traen con ellos otros problemas. Hay vecinos que aseguran que ahora también se vende droga en este lugar y abundan más las peleas.

La huella de los botellones han convertido en un auténtico basurero un parque que se encuentra junto a los residenciales. En lo que antes era un jardín cuidado, ahora todo está invadido por bolsas de basura, vasos de tubo de plástico, botellas vacías de alcohol, y recipientes de cartón de vino. Las farolas no alumbran porque están rotas, alguna de ellas han sido tumbadas con la fuerza bruta. Hay árboles rotos, restos de excrementos humanos y también condones usados en el suelo. Los vecinos se quejan de lo peligroso que es pasear por este parque destrozado en donde los niños se pueden cortar con los cristales de las botellas rotas.

Una solución

Mamen Parejo sabe muy bien de lo que habla al quejarse de este botellón ilegal, ya que ella vive en una esquina del edificio más próximo al parque, «los tengo a medio metro y todo son ruidos aunque tengo doble ventana». Comenta que los vecinos llaman a la Policía Local para que controle la situación, «la verdad es que viene cuando la llamas, pero se necesita más vigilancia. Es muy fácil controlar la zona, porque la entrada es muy sencilla. Hay que tener claro que esto es totalmente ilegal y está afectando a muchísimas familias». Se queja de que el Ayuntamiento no adopta ninguna solución cuando ya llevan un año quejándose. «Este es un tema para tomarselo muy en serio. No hay ninguna zona de Cáceres tan afectada por el botellón como esta».

César Salgado se lamenta de que además de tener que soportar las molestias del botellón, tienen que aguantar la suciedad. «El año pasado por lo menos limpiaban los jardines tras el botellón, pero este año han dicho que no limpian, porque el Ayuntamiento asegura que no están recepcionados los residenciales por el Ayuntamiento».

El fin de semana pasado la Policía Local señaló en su parte de incidencias, que en este lugar había un botellón multitudinario, y que al llegar varios coches patrullas numerosos jóvenes huyeron. La suciedad era tal que los agentes avisaron a Conyser para ver si podían limpiar algo la zona.

Los destrozos afectan a la ermita del Paseo Alto, en donde han hecho pintadas, y también a los bancos de piedra.

Esperando a esta noche

El botellón del Paseo Alto ha ido en aumento en los últimos años, tras la erradicación del botellón de la Plaza Mayor en el año 2003, cuando en el mes de marzo entró en vigor la Ley de Convivencia y Ocio de la Junta de Extremadura, con la que se prohíbe beber alcohol en la calle. El descontrol de la zona ha hecho que también se potencie la bebida de alcohol por menores. Se han dado casos de tener que ir a este lugar la ambulancia con personal sanitario, por la intoxicación etílica de algún menor de edad.

Hoy es viernes, y los vecinos de los tres residenciales que están junto a la Plaza de Toros, en el balcón del Paseo Alto, se preparan para aguantar otro botellón. Alguno espera que con el frío acuda menos gente, pero también los hay escépticos, «les da igual el frío, vienen igual», comenta una vecina.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Cáceres
más videos [+]
Cáceres
Vocento
SarenetRSS