Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Badajoz

BADAJOZ

Las Hijas de la Caridad notan que más familias solicitan su ayuda Además han bajado las donaciones que este Hogar recibía
09.11.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los comedores sociales de la ciudad registran un aumento de usuarios
Diversas personas esperan en el Hogar de las Hijas de la Caridad, en la calle Martín Cansado, para recoger su comida . / J. V. ARNELAS
Ayudar. Esa es la ilusión de las personas que a diario atienden y asisten a los que lo necesitan en los comedores sociales de la ciudad, locales que en los últimos meses han experimentado un considerable aumento de usuarios.

Es el caso del comedor social 'San Vicente de Paúl', ubicado en la calle José Lanot número 9, en el que voluntarias seglares colaboran en este local en el que cada día se alimentan unas 35 personas. Estas mujeres cuentan que antes se acercaban una media de 25 personas. «Sin embargo, ahora se nota que vienen muchos más, de hecho hay días que superamos los 40 comensales», afirma Candi, una de las voluntarias.

No hay sitio

Aunque siempre hay suficiente comida para todos, no se puede decir lo mismo del espacio, porque el local se les ha quedado pequeño ante tal afluencia de usuarios. «Hay días que no podemos dar de comer a todos porque no hay suficientes sillas ni mesas. Hay veces que muchos han comido de pie, sentados en bancos, o incluso que no han podido entrar. Viene mucha gente y no hay sitio para todos», comentan las voluntarias.

Apuntan que las personas que se acercan a este comedor son de Badajoz. «Es gente que ha elegido otra vida, aunque también hay personas mayores que vienen para no estar solas. Y de vez en cuando se acerca alguna familia portuguesa», indica Candi.

El hogar de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl mantienen su residencia en la calle Martín Cansado, número 40. A diario al comedor acuden unas 70 personas y los fines de semana la cifra se dispara. Las hermanas y voluntarias no han notado un aumento de usuarios en el comedor.

Sin embargo, sí han percibido que ha incrementado considerablemente el número de familias que acuden solicitando su ayuda. «Por una parte, la trabajadora social le ofrece asesoramiento y orientación. Nosotras les ofrecemos alimentos. Preferimos darles la comida y que la cocinen en casa, mientras tengan medios para hacerla. Cuanto menos dependientes sean de nosotros, mejor para ellos. Queremos que sigan su vida lo más normalizada posible», explica Sor Juana López.

Familias en apuros

Las familias que buscan la ayuda de las Hijas de la Caridad son aquellas que iban viviendo con lo justo «y al quedarse sin trabajo se les ha venido todo encima. Muchas personas tienen el problema de que se metieron en un piso y ahora tienen que pagar una hipoteca». Además, han notado que en los últimos meses el número de ayudas y donativos que recibían ha bajado, «aunque no sabemos si es fruto de la situación económica».

Las Hijas de la Caridad ofrecen otros servicios como el de ducha y ropa que se abre dos días a las semana. «Generalmente los chicos que vienen son jóvenes obreros. Para pedir ropa se acercan familias de la ciudad y sobre todo muchas familias inmigrantes».

Sor Juana afirma que la mayoría de los usuarios del comedor social de este Hogar son personas con alguna adicción. Otro sector importante son los inmigrantes que «están pendientes de buscar trabajo o arreglar papeles».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Badajoz
más videos [+]
Badajoz
Vocento
SarenetRSS