Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Martes, 22 julio 2014

Badajoz

BADAJOZ

A principios del siglo XIX, la ciudad perdió la costumbre de tremolar la bandera oficial, aunque nunca se derogó

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Dos siglos sin izar la bandera
Una bandera falta en la fachada del Palacio Municipal, la de la ciudad de Badajoz. / J. CORRALES
Color carmesí con el escudo de la ciudad en el centro. Así es la bandera oficial de la ciudad de Badajoz, desconocida para la gran mayoría de los ciudadanos pacenses porque desde hace casi dos siglos no ondea en ningún lugar de la ciudad.

Todas las capitales de provincia españolas, a excepción de Badajoz y La Coruña, izan de forma permanente o, al menos en casos puntuales, sus respectivas banderas locales en la fachada de sus ayuntamientos. En el caso de La Coruña, en el año 2000 se presentó una bandera morada que, por motivos desconocidos, el Ayuntamiento coruñés rechazó posteriormente guardándola en el Castillo de San Antón de la ciudad gallega.

No ocurre lo mismo en la capital pacense, que sí cuenta con bandera -en este caso pendón- desde el siglo XIII y que en multitud de ocasiones de gran importancia para la población se utilizó como emblema representativo de la ciudad. Cayó inexplicablemente en desuso a mediados del siglo XIX sin volver jamás a recuperarse. Esto convierte a Badajoz en la única capital de provincia española que, teniendo bandera o pendón oficial, no la luce en ningún punto de la ciudad.

El pendón

El color del pendón de la ciudad, el carmesí, deriva del color propio del Reino de León, en el que Badajoz quedó integrada tras la Reconquista. Este tono es un granate claro que en la actualidad también lucen banderas como la de la ciudad de Madrid.

En uno de sus lados estaba bordado el escudo de la ciudad, mientras que en la otra portada aparecían las armas de Castilla y León. Según explica Alberto González en su libro 'Historia de Badajoz', «el pendón de la ciudad consistía en una bandera cuadrangular de grandes proporciones realizada en tela de chamelote, esto es damasco, con flanjones de oro y borlas de oro y seda».

A pesar de que no se sabe de forma precisa la circunstancia que motivó la desaparición de la bandera, lo cierto es que en el siglo XIX se perdió la costumbre de ondearla públicamente, por lo que, probablemente, este hecho fue la principal causa de su desaparición, aunque nunca dejó de ser oficial.

El resto de las principales ciudades extremeñas también posee la bandera que les identifica como localidad, entre ellas, Plasencia, Mérida y Cáceres. En esta última ciudad se continúa ondeando el pendón en el balcón del Ayuntamiento cada día de San Jorge, patrón de la ciudad.

Diferentes historiadores o investigadores de la ciudad creen que sería positivo que el Ayuntamiento recuperase la bandera para, así, poder lucirla en la fachada del Palacio Municipal junto a las que ya lo hacen de forma habitual: la extremeña y a la española. Así, Alberto González, cronista de la ciudad, cree que «naturalmente, la bandera tendría que recuperarse». También Manuel Márquez, vicepresidente de la Asociación Amigos de Badajoz y autor del artículo 'La bandera de la ciudad de Badajoz', cree que «en este momento sería bueno recuperar el uso del pendón que existió hace tanto tiempo y que estuvo presente en diversos acontecimientos importantes que ocurrieron en esta ciudad».

Fechas históricas

Y es que, efectivamente, el pendón de color carmesí representó a la población pacense en diferentes recepciones o proclamaciones de reyes y obispos, procesiones del Corpus Christi, firmas de tratados, bodas reales y embarazos regios, entre otros muchos acontecimientos de suma importancia. La bandera ondeaba en las Casas Consistoriales a manos del propio corregidor de la ciudad en las grandes ocasiones.

Además, el día 6 de diciembre de 1598, el pendón oficial de la ciudad ondeó para celebrar la proclamación como rey de Felipe III. De la misma forma se hizo en 1700 para aclamar a Felipe V. También en 1729 se celebró así la boda acaecida en la capital pacense del que por entonces era el futuro rey Fernando VI. En 1747, cuando llegó la proclamación como rey de este último, se repitió este acto y, una vez más, en 1789 por la proclamación de Carlos IV.

La última vez que Badajoz vivió un acto en el que se tremoló el pendón, fue el día 17 de abril de 1808, y se hizo para celebrar la exaltación al trono de Fernando VII. A partir de este momento no se volvió a repetir ninguna ceremonia de este tipo, perdiéndose definitivamente la bandera de la ciudad.

Actualmente, el Ayuntamiento de Badajoz mantiene oficialmente en uso el estandarte, otro de los emblemas representativos de la ciudad, donde consta el escudo y la leyenda de 'Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Badajoz'. Además, diferentes fuentes aseguran que el Ayuntamiento ya está trabajando para devolver el histórico pendón (o bandera) a la ciudad.

Algunas localidades de la provincia ya tienen prevista la presentación de sus nuevas banderas y escudos, como Segura de León, que lo hará de forma oficial esta misma tarde.

Cabeza de Extremadura

Entre las banderas locales de las distintas capitales de provincia españolas, especialmente curiosa para los extremeños resulta la de la ciudad de Soria, en la cual, sobre fondo blanco se inserta un escudo en cuyo lema puede leerse 'Soria pura, cabeza de Extremadura'. No obstante, con la palabra 'Extremadura' en el escudo de la capital soriana no se hace mención a la región extremeña, sino al extremo del río Duero, o lo que es lo mismo, a la frontera que servía de separación entre los árabes y los cristianos.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Badajoz
más videos [+]
Badajoz
Vocento
SarenetRSS