Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Regional

REGIONAL
Mongolia a la vista
Un extremeño, un catalán y un gallego emprenden en julio una difícil aventura: tendrán que atravesar tres desiertos, cinco cordilleras y doce países
16.06.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los estudios sirvieron de nexo de unión a estos tres jóvenes y el motor será ahora su vía de escape para dar rienda suelta a su espíritu solidario. Se han bautizado como el equipo 'AulanVan3' y desde hace unos meses Víctor Vázquez, Aran Sol y Julio Rico tienen su mente puesta en el 19 de julio, fecha en la que arrancará desde Madrid el 'Mongol Rally 2008'.

Estos tres jóvenes viven en la actualidad en Madrid, donde trabajan, aunque realmente se conocieron en el colegio mayor cuando estudiaban en la escuela de Aeronáutica. De todas formas, la capital madrileña es su ciudad de acogida, ya que Aran es catalán, Víctor es gallego, de El Ferrol, y Julio, el líder natural del grupo, es natural de Villanueva de la Serena.

Aunque por sus cabezas rondaba desde hacía tiempo el buscar aventura en una travesía por el desierto, finalmente dieron con el evento apropiado para colmar sus aspiraciones aventureras al tiempo que colaboraban con una buena causa. En este caso fue Víctor el que descubrió la celebración de este rally a Mongolia a través de la prensa, y tras conocer los requisitos que se pedían para participar éstos les acabaron seduciendo.

Solidaridad

El 'AulanVan3' será uno de los 54 equipos que partirán de la capital madrileña, aunque otros 200 tendrán su salida desde Londres y una decena desde Milán. Todos se reunirán en Praga y desde ahí partirán hacia la meta, que está situada en la capital de Mongolia, Ulan Bator (de ahí el nombre del equipo, «a Ulan van tres»), a 13.000 kilómetros del punto de partida. Un trayecto que no será fácil, ya que deberán atravesar tres desiertos, cinco cordilleras y más de doce países. Las normas del rally recogen que cada equipo ha de recaudar 1.000 libras esterlinas, lo que supone unos 1.500 euros, que irán destinadas a dos ONG's. Este año las ONG's a las que irá destinada la recaudación son la británica Mercy Corps Mongolia, que se encarga de ayudar a las familias del medio rural Mongol, y el centro español Pueblos Unidos, perteneciente a la orden de los Jesuitas, que se encarga de ayudar a familias con pocos recursos y a inmigrantes de zonas pobres de Madrid.

Otra peculiaridad de este rally reside en el coche con el que participarán, que ha de tener menos de 1.000 centímetros cúbicos y más de siete años de antigüedad. Si excede de esta cilindrada, se debe pagar una prima. La expedición del AulanVan3 llevará un Suzuki Samurai largo, que han adquirido recientemente al precio de 2.000 euros, y cuenta con 18 años y 110.000 kilómetros en su marcador. Éste tiene 1.300 centímetros cúbicos, por lo que deberán pagar como penalización 300 euros más que irán íntegramente a las ONG's.

Precisamente estos días el coche se encuentra entre algodones, en el taller de un mecánico de Talavera que han conseguido por medio de una amistad, y que les hará la puesta a punto. «Esperemos que no nos dé problemas en el viaje», afirma resignado Julio. Un automóvil, que al término de la travesía, también se dona a la organización para que lo subaste.

La de este año será la quinta edición de esta prueba, que engloba solidaridad y aventura. Y es que, como apunta Julio Rico, la filosofía de este evento es clara: «Aquí lo importante no es ganar, ya que los vehículos utilizados dada su cilindrada y kilometraje, han de ser tratados de manera muy cuidadosa y no ir con prisas, sino conseguir el objetivo final, que es llegar a la meta y conseguir los fondos esperados para las distintas ONG's».

En solitario

Desde Praga todos los equipos harán su carrera en solitario, eligiendo el itinerario que más les guste. Y es que, como precisa Julio, «esto no es una competición, sino que gana el que acredita mediante fotografías que ha hecho la ruta más complicada». De hecho, el año pasado los ganadores fueron dos españoles. En este caso, es normal que los participantes lleven coches antiguos para completar la travesía, como Ford Fiesta, Seat 127 o Renault 4, aunque los más osados han llegado a hacer el trayecto en vespino. Eso sí, tardaron dos meses en llegar.

Dado que ellos solo disponen de un mes de vacaciones, el equipo AulanVan3 tratará de completar la ruta más corta, y desde la República Checa, a donde llegarán por Francia y Alemania en un par de días, pasarán por Varsovia (Polonia), Vilna (capital de Lituania), Daugavpils (la segunda ciudad de Letonia) y Moscú, para enlazar desde ahí con Kazajistán, pasando por Samara y Astana, de nuevo se adentrarán en Rusia y luego a Mongolia.

Desde que decidieron echarse para adelante y hacer este viaje, Julio no deja de calcular y de buscar información en internet. Y a estas alturas tiene medianamente claro que, si todo va bien, en 25 días habrán completado el objetivo, con una media de 800 kilómetros recorridos al día por Europa, unos 700 kilómetros por Rusia, 500 por Kazajistán y 300 por Mongolia, en donde lo que abundan son los caminos. Y todo ello sin pasar de los 100 kilómetros hora, una velocidad con la que su Suzuki que encuentra cómodo, ya que no es cuestión de forzarle.

A pesar de lo apasionante de esta aventura y del carácter solidario de la misma, no todo será coser y cantar, ya que el equipo estima que la misma les puede salir por unos 13.000 euros, que es el presupuesto aproximado que manejan. De ahí que, a estas alturas, sigan buscando patrocinadores, ya que si no les tocará rascarse el bolsillo aunque, como admite Julio, ya lo tienen asumido pues «esto es una vez en la vida».

Y es que al dinero que deben dar a las ONG,s, que prácticamente tienen cubierto con donaciones de amigos y familiares, hay que unir el que se gastarán en gasolina, en los billetes de ida y vuelta, en los visados, en los recambios del coche y en lo que les pueda deparar el día a día del propio viaje, ya que 13.000 kilómetros de ruta pueden dar para mucho. De momento, han conseguido un apoyo importante en la persona de Vicente Mendoza, gran conocedor del Suzuki Samurai y de los 4x4 y que además de probar el coche les ha dado una serie de consejos para el mejor mantenimiento del mismo.

Asimismo, también se han sumado como patrocinadores una fundación catalana, así como Tiendas Pavo de Don Benito. Por su parte, Autorecambios La Serena también les ha donado material. Unas ayudas que, en su mayor parte, han conseguido en Extremadura, gracias a los contactos de Mariló, la hermana de Julio, y que hace que el equipo se sienta «muy orgulloso». De hecho, para el 19 de julio esperan tener cubierto prácticamente la mitad del presupuesto.

De lo que sí se van mentalizando estos tres jóvenes es de que será una travesía dura en la que, como reconoce Julio, «seguro que tendremos nuestros momentos malos y nuestras discusiones, por lo que incluso estamos barajando la posibilidad de llevarnos cada uno nuestra tienda de campaña y así no tener que compartir la misma». Y es que el descanso será fundamental, ya que éstos tienen previsto descansar cuando anochezca y emprender de nuevo la ruta cuando empiece a amanecer.

La cuenta atrás ya ha comenzado y la aventura solidaria del AulanVan3, con sello extremeño, apura su puesta a punto.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura
Vocento
SarenetRSS