Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Regional

REGIONAL
La alférez Torres deslumbra durante la clausura de la escuela de pilotos
«Me lo he trabajado, ha sido un año duro», dice satisfecha la primera mujer que logra el número 1 en caza y ataque «Se ha conseguido romper el esquema de que el piloto de combate es un 'top gun'», destaca el coronel Vayá

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La alférez se convirtió en protagonista durante el acto castrense que se celebró ayer en la Base Aérea de Talavera la Real. / ALFONSO
Hace 22 años fue Tom Cruise. Joven y atractivo, el actor voló a la gloria pilotando un escurridizo avión de combate de la Armada de Estados Unidos en la película 'Top gun'. En aquellos lejanos años habría sido impensable que el cine contara la historia de una aviadora de élite, pero el tiempo ha transcurrido y lo que un día fue coto cerrado a las mujeres ha terminado por convertirse en territorio de igualdad.

La versión cinematográfica del cambio está aún por llegar, pero la Base Aérea de Talavera vivió ayer una jornada memorable. Por primera vez en su medio siglo de funcionamiento como escuela de formación de pilotos militares una mujer fue distinguida con el número uno de su promoción. «Estoy muy contenta por haberlo conseguido porque me lo he trabajado, ha sido un año duro», confesó Rocío González Torres instantes después de convertirse en la gran protagonista del acto.

A sus 24 años, esta sevillana se dirigió a los medios congregados con una enorme profesionalidad. Su dulce rostro esbozaba una sonrisa, pero esa sincera expresión de alegría no le impidió hablar del éxito. «Para un piloto, lo máximo es llegar a piloto de caza, y una vez dentro, ser el número uno. Por eso estoy encantada y orgullosa. Espero que esto realmente valga para algo, que se animen las mujeres, porque parece que estamos aún un poco lejanas y no nos decidimos a dar este paso».

En el acto de clausura del curso número 95 de Caza y Ataque quedó claro que la alférez González Torres había conseguido ser el número 1 tanto en vuelo como en tiro aire-superficie. «Quizás lo más difícil es reunir todas las cualidades que tiene un piloto de caza: capacidad de reacción, toma de decisiones rápidas por la velocidad a que nos movemos, disciplina, compañerismo: todas esas cualidades son lo más complicado para mí y supongo que para todos».

Autoridades

En el cierre de curso estuvo presente el director de Enseñanza y responsable de Personal del Ejército del Aire, el general Antonio Valderrábano, quien se desplazó a Badajoz para acompañar al coronel Guillermo Vayá Cañellas, jefe de la base pacense.

También asistieron la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira; el representante de la Junta de Extremadura en Badajoz, José Ramón Suárez; la concejala de Cultura en el Ayuntamiento de Badajoz, Consuelo Rodríguez Píriz; una representación del Ejército de Tierra, y los responsables de la Guardia Civil en Extremadura y Badajoz, Jaime Alejandro Maldonado y Manuel Contreras; de la Policía Nacional, Eusebio Escribano, y de la Policía Local de Badajoz, Miguel Sardiña.

Vayá felicitó a todos los alumnos y, de un modo muy especial, a la piloto número 1, de quien habló maravillas. «Ahora mismo tenemos una mujer número 1 y eso ha sorprendido un poco al principio, pero nos ha llenado de orgullo ver que es la primera mujer y que, además, se lo ha merecido».

El coronel destacó que el curso de caza y ataque que se imparte en Badajoz, único de este tipo en toda España, exige un gran compromiso. «Son nueve meses sin un horario, los alumnos empiezan a las 7.30 de la mañana y acaban a las 10 o las 11 de la noche dependiendo de las necesidades de estudio. Este curso es muy exigente en lo físico y en lo intelectual y, además, exige tener el instinto de vuelo».

El protocolo de la jornada no permitió que la alférez mostrara sus habilidades de piloto, pero sí sobrevolaron la base cinco aviones F-5 que en su primera pasada casi peinaron las edificaciones más altas. Esos aparatos, similares a los que se utilizan en la formación de los pilotos, miden casi 15 metros de longitud y alcanzan una velocidad máxima de 1.500 kilómetros por hora, toda una garantía para formar a los pilotos militares.

Durante el curso que ahora termina han sido 15 los alumnos que se han preparado: 13 chicos y dos chicas. «Yo creo que la proporción de mujeres se estabilizará -concluyó el coronel Vayá-, pero ya se ha logrado romper el esquema de que el piloto de combate es un 'top gun', la mujer le ha perdido un poco el respeto a este tipo de profesión». Vídeo Las imágenes del acto
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura
Vocento
SarenetRSS