Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Plasencia

PLASENCIA
El juzgado decide indemnizar a una mujer que tropezó con una farola
Reconoce la causalidad entre la mala ubicación e instalación de la farola y el tropezón y lesiones de la vecina, a la que otorga 37.179 euros de compensación
09.06.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El juzgado decide indemnizar a una mujer que tropezó con una farola
La farola, en mitad de la acera con los tornillos recortados. / A. SOLÉ
No fue por su culpa como alegó el Ayuntamiento. Al contrario, hay una relación de causalidad entre la ubicación y mala instalación de una farola en medio del acerado de la avenida de Extremadura y la caída y fractura de hombro que sufrió una vecina, residente en el número 15, frente a su portal, el día de Navidad de 2006. Lo dice la titular del Juzgado de lo Contencioso Nº 2 de Cáceres. Ésta da la razón a la mujer, frente al 'haber estado más atenta' que vino a decirle el Ayuntamiento.

Y declara nula e ilegal la negativa a indemnizarla con que la que el gobierno local despachó su reclamación. Por eso, la lesionada decidió buscar el amparo legal de la Justicia. Y ésta se lo ha dado.

Indemnización

Además de declarar no ajustada a derecho la negativa municipal, la sentencia concede a la víctima una indemnización de 37.179 euros, en concepto de responsabilidad patrimonial, más los intereses que devenguen. Todo esto queda a expensas de si hay apelación, ya que la resolución es recurrible. No son los 60.000 euros que reclamaba. Pero la sentencia deja clara la responsabilidad municipal, derivada de la deficiente instalación de un servicio de su competencia exclusiva, como es la iluminación.

«La sentencia tiene mucha importancia porque se aparta de la casi totalidad de las reclamaciones sobre responsabilidad patrimonial dirigidas contra el Ayuntamiento, que son íntegramente desestimadas», explica el letrado, Jesús Bueno Clemente. Y señala el precedente que puede sentar sobre posibles accidentes con otras farolas u objetos mal ubicados o mal instalados en las aceras, susceptibles de provocar accidentes como el que sufrió esta placentina.

M.T. M. E., se rompió el húmero derecho en cuatro fragmentos el 25 de diciembre de 2006, según verifica el informe médico del Hospital 'Virgen del Puerto', después de que tropezara con la farola sita en medio de la acera, a la altura del numero 15 de la avenida de Extremadura.

El hecho sucedió sobre las 20.00 horas y la lesionada sostuvo que el tropezón y caída lo provocaron los tornillos del anclaje de la base del báculo que sobresalen varios centímetros, al no haber sido cortados en su día por los operarios que la montaron, lo que supone un peligro para los viandantes. La accidentada fue atendida en el servicio de Urgencias del Hospital, donde fue diagnosticada y remitida a Traumatología.

Como consecuencia de la fractura estuvo incapacitada 152 días, se sometió a 66 sesiones de fisioterapia y le quedaron secuelas permanentes y parciales en grado máximo que afectan al movimiento del hombro y el brazo y a las actividades de su vida habitual. Estos daños han sido acreditados ante la juez con informes oficiales del SES.

Inusual ubicación

La sentencia no solo reconoce la relación de causa-efecto entre la mala ubicación y deficiente montaje de la farola y la caída y lesiones de la mujer sino que también se hace eco de la inusual ubicación de la misma. Ésta considera que lo lógico en una acera de poco más de un metro de ancho, como es el caso, se sitúe el báculo en un lateral junto a la calzada y no en el mismo medio. Además, constata el juez lo alegado por la víctima: que en su base sobresalen «ampliamente» cuatro tornillos de sujeción, lo que supone un riesgo real y no nimio, como alegó el Consistorio.

A éste responsabiliza de haber creado un peligro fácilmente evitable con haber instalado bien la farola. Para la juez, no debería suponer un excesivo trabajo haber cortado a ras de la tuerca los tornillos que sobresalen en la base de la farola, razón por la que considera «a todas luces inusual» cómo se dejó la instalación y su situación en mitad de la acera.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Plasencia
más videos [+]
Plasencia
Vocento
SarenetRSS