Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 3 septiembre 2014

Regional

Estás en: hoy.es > Regional
JOSÉ FERNÁNDEZ VIDAL PRESIDENTE DEL SINDICATO CSI-CSIF
«El concepto de sindicato de clase está hoy superado»
«A pesar de ser la tercera fuerza sindical a nivel general y la primera de la función pública CSI-CSIF, se ve injustamente marginado»

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«El concepto de sindicato de clase está hoy superado»
José Fernández Vidal encara con optimismo su cuarto mandato como presidente de CSI-CSIF en Extremadura. / HOY
En 1986 accedió a la presidencia regional del sindicato CSI-CSIF y ha sido reelegido en los sucesivos períodos. José Fernández Vidal vuelve a encabezar la única candidatura que se presenta al congreso que esta organización sindical celebrará el próximo día 22 en Mérida. La práctica totalidad de la actual ejecutiva le acompaña en la nueva andadura que tiene entre sus objetivos el aumento de la afiliación y la penetración en el ámbito de las empresas privadas.

-Está a punto de obtener su cuarto mandato. ¿En su sindicato no está limitada la permanencia en los cargos?

-En nuestros estatutos no está previsto que los cargos ejecutivos tengan acotada su permanencia y por tanto nada impide que pueda presentarme.

-¿Sería partidario de establecer un período máximo?

-Las circunstancias no son las mismas que en política. Esta cuestión ha sido debatida en más de una ocasión e incluso se ha propuesto, pero ha sido rechazada. No creo conveniente prescindir de una persona capacitada por el hecho de que lleve algún tiempo ocupando algún cargo o función. Creo que la limitación no debe ser de tiempo, sino de aptitudes o situaciones personales.

-Su candidatura obtendrá el máximo respaldo al ser la única.

-Efectivamente, no contamos con oposición. Es una prueba de la confianza que se tiene depositada en nosotros. Al congreso asisten unos 150 compromisarios a los que rendiremos cuenta de nuestra gestión.

-Va acompañado de prácticamente la actual ejecutiva, apenas hay renovación.

-Los cambios no tienen que ser necesariamente de personas. Soy más partidario de cambiar las formas de trabajar, de renovar la ilusión, introducir más entusiasmo y buscar más eficacia.

-¿Espera que haya críticas?

-Confío en que no porque, como señalamos en nuestro informe de gestión, hemos conseguido unos buenos resultados y nuestro sindicato va en auge. En la administración pública regional CSI-CSIF es la primera fuerza y cuenta ya con representación en algunas empresas privadas. A pesar de que nuestra implantación es relativamente reciente hemos avanzado mucho y esperamos seguir alcanzando nuevas metas.

-¿Qué notas destacará en el informe de la actividad?

-Sobre todo la consolidación que hemos conseguido dentro de la función pública y en sectores tan importantes como la educación o la sanidad. Todavía nos quedan algunos flancos por cubrir, como el de la administración local, donde queremos introducirnos más a fondo. No obstante,, hay que resaltar que somos la primera fuerza sindical en el Ayuntamiento de Badajoz, el más importante de la región.

Reorganizar estructuras

-¿Qué estrategia se plantean para la nueva etapa que se abre?

-Tratamos de que nuestro sindicato esté lo más cercano posible de nuestras bases, de ahí que hayamos emprendido una reorganización de nuestras estructuras. Con esa idea hemos iniciado un proceso de comarcalización y estamos ya presente en buena parte de ellas. Actualmente contamos con delegación en Mérida, Badajoz, Cáceres, Coria, Plasencia, Navalmoral de la Mata, Zafra y Villanueva de la Serena.

-¿Las empresas privadas siguen siendo la asignatura pendiente?

-Entrar en los sectores de la empresa privada es muy complicado. Somos un sindicato joven y todavía tenemos muchas carencias. Nos faltan recursos humanos y materiales para poder llegar a todos los rincones. A pesar de todo, tenemos ya delegados negociando algunos convenios colectivos en empresas de Cáceres y Badajoz. Éste es un trabajo lento que requiere mucho tiempo y nosotros, hay que recordarlo, empezamos en el año 1987. Sin embargo, las dificultades no nos han impedido abrir brechas y avanzar. Tenemos que contar con nuestros propios medios y afiliados.

-¿Qué nota caracteriza o diferencia a su sindicato de las demás organizaciones?

-En primer lugar, somos un sindicato global, que pretende representar y defender a todo tipo de trabajadores, sin distinción de categorías o clases. Pero sobre todo, somos un sindicato independiente, sin vinculación a ningún partido político ni sirviendo a otros intereses que no sean los de los trabajadores. No nos paga ningún partido y por tanto no servimos de correa de transmisión ni actuamos en favor de ésta o aquella ideología.

-¿Cómo podría definirse entonces al CSI-CSIF?

-Creo que la mejor definición es que se trata de un sindicato profesional cuya única preocupación es servir a los intereses de los trabajadores y mejorar sus condiciones laborales y de vida. Nada más. No queremos movilizar a los trabajadores para quitar o poner alcaldes ni influir en los resultados de las elecciones. Ocupar el poder no es nuestra meta, sino ocuparnos de los trabajadores.

-¿Se trata de un sindicato apolítico entonces?

-Como organización sí lo es aunque por supuesto cada uno de quienes lo formamos tenga su propia opción política. Institucionalmente estaremos siempre con aquel gobierno elegido democráticamente y tendrán nuestro respaldo aquellos que trabajen decididamente en favor de los trabajadores.

-¿Cree que el concepto de clase aplicado a los sindicatos está superado?

-Totalmente. Ese es un concepto arcaico que proviene de los tiempos en que, efectivamente, existía una lucha de clases. Los obreros se enfrentaban no sólo a los empresarios sino a otros trabajadores cualificados ante las grandes diferencias que en el aspecto material y de condiciones de vida.

Pero la situación es hoy radicalmente distinta. En estos tiempos se trata de que unidos y a través del diálogo y la negociación, los trabajadores puedan mejorar en todos los aspectos.

Confianza

-La baja afiliación parece indicar que los trabajadores no confían mucho en los sindicatos.

-Es verdad que la afiliación no es muy elevada. Nosotros contamos actualmente con unos 11.000 afiliados cotizantes. No es una cifra demasiado alta, pero tampoco es baja teniendo en cuenta el panorama general.

-A pesar de su gran representación, CSIF está fuera de algunos foros. ¿A qué es debido?

-No sabría explicar por qué a pesar de representar a 80.000 empleados públicos en la región el sindicato que presido no participa en el Consejo Económico y Social o en el de Formación Profesional. No tiene sentido y por ello hemos solicitado formalmente al presidente de la Junta que se nos tenga en cuenta, toda vez que somos la tercera fuerza sindical a nivel general y primera de la administración pública. Confiamos en que se atienda nuestra petición.

-¿Cree que CSIF está discriminado respecto a los demás sindicatos?

-Absolutamente. No recibimos el mismo trato que Comisiones Obreras o UGT. Entendemos que los 550 delegados nos hace acreedores a situarnos al mismo nivel que estos sindicatos. Sin embargo, no es así y esta marginación nos impide avanzar al ritmo que desearíamos.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura
Vocento
SarenetRSS