Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 24 julio 2014

Cáceres

Estás en: hoy.es > Regional > Cáceres
CÁCERES
Una guardería en el hospital
24.02.08 - 18:11 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Una guardería en el hospital
DESAYUNOS EN EL AULA: 25 euros: Los padres que quieran pueden contratar el servicio de desayuno por 25 euros al mes. La cuota fija mensual de guardería es de 120 euros.
Javier Molina Infante es médico del Hospital San Pedro de Alcántara. Todas las mañanas, antes de entrar en la consulta, se pasa por la antigua cafetería para dejar a Candela, su hija de 14 meses. Siete horas después, a las tres de la tarde, concluye su jornada laboral. Este especialista en aparato digestivo, de 32 años, vuelve a casa con su pequeña en brazos. Javier Molina es uno de los usuarios de ‘Veo-Veo’, el centro infantil instalado en las antiguas dependencias del bar del hospital. No es una guardería más, es una guardería ubicada en un centro de trabajo. Gestionada por el sindicato CSICSIF, ha sido la única de la provincia que se ha puesto en marcha durante el último año con las ayudas que concede la Junta de Extremadura para conciliar vidalaboral y familiar.
Cuando la mujer de Javier agotó su baja maternal, la pareja buscó guardería para su hija. Los dos trabajan fuera de casa. De eso hace diez meses y al centro infantil del San Pedro aún le quedaban 20 semanas para abrir sus puertas. Entró en funcionamiento el 1 de septiembre. ¿La solución? Solicitar plaza en otra guardería más alejada. «Antes perdía más de una hora al día cuando iba a llevar a la niña, mientras que ahora no pierdo ni un solo minuto», resume el médico. «No sé por qué no se les ha ocurrido antes porque es mucho más cómodo para todos los padres que trabajamos en el hospital», reflexiona el médico.
Cuarenta niños con edades comprendidas entre 0 y 3 años recorren las habitaciones levantadas en la antigua cafetería. El centro está al 67 por ciento de su ocupación (oferta 60 plazas). Sus 400 metros cuadrados están distribuidos en cuatro aulas, cuarto de baño, despacho, cocina y comedor. Funciona desde las siete y media de la mañana hasta las ocho de la tarde y sus instalaciones están atendidas por siete personas. Javier y el resto de usuarios pagan al mes una cuota fija de 120 euros (por cuatro horas diarias). Cada hora adicional cuesta 15 euros. Los padres tienen la opción de contratar el servicio de desayuno por 25 euros más al mes. «Si traen la comida de casa, se la damos sin cobrar nada», puntualiza Miriam Fernández, directora de las instalaciones. Los hijos de los trabajadores del centro hospitalario, como Candela, y los de empleados públicos en general tienen prioridad a la hora de conseguir una plaza en la guardería. Juan Manuel Tello, secretario de Acción Sindical de CSICSIF, recuerda que uno de los requisitos para entrar en Veo-Veo es que la madre y el padre trabajen fuera de casa. «El objetivo es que los trabajadores puedan tener a sus hijos en una guardería lo más económica posible. El decreto nos obliga, de hecho, a mantener la guardería abierta durante el horario laboral», explica Juan Manuel Tello. El decreto al que alude es el 136/2005 de 7 de junio de la anterior Consejería de Economía y Trabajo, que establece un plan de ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral. El capítulo IV de este decreto contempla incentivar «la contratación para centros infantiles y centros de día de mayores», dentro de un programa dirigido a asociaciones de empresarios, asociaciones de trabajadores y organizaciones sindicales. Se prevé una ayuda de 9.000 euros por cada trabajador contratado.
Obras de transformación
Juan Manuel Tello tuvo claro desde el primer momento dónde quería ubicar la guardería. «Llamé al entonces consejero de Sanidad, Guillermo Fernández Vara –actual presidente de la Junta de Extremadura– y le conté la iniciativa. Le dije que la mejor ubicación era la antigua cafetería, que había quedado vacía. Y, la verdad, es que todo fueron facilidades por el Servicio Extremeño de Salud para que esto se pusiese en marcha», recuerda el secretario de Acción Sindical. El SES corrió con las obras de reforma, en las que invirtió 314.000 euros. A pesar de la transformación que ha sufrido el edificio, todavía son muchas las personas que a diario suben los peldaños que conducen a la guardería dispuestas a tomarse un café con leche. «Todos los días viene alguien preguntando por la cafetería», comenta Miriam Fernández mientras el resto de empleadas asiente con la cabeza. El peso de la costumbre.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Cáceres
más videos [+]
Cáceres
Vocento
SarenetRSS