Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 24 abril 2014

Más Actualidad

Estás en: hoy.es > Más Actualidad
OPINION
Disfraces de las murgas
28.01.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Soy pacense de los pies a la cabeza y en ningún momento he sentido que el Carnaval de Badajoz haya bajado su listón al disfrazarse la murga Ese es el espíritu de portal de Belén. Manuel Caballero Chavero se ha sentido ofendido al ver el disfraz que la murga ha elegido este año, pero tan solo se trata de eso, de un disfraz hecho para pasar un buen rato y hacer disfrutar a los demás; en ningún momento lo han hecho para ofender a nadie. Estamos ante el mismo caso que nos escandalizaba hace dos años, las viñetas de Mahoma que publicó un periódico danés; la mayoría de los civilizados pensamos que era muy fuerte el escándalo que habían formado por los dibujos, ¿dibujos al fin y al cabo! Pues en este caso lo mismo ¿disfraces! ¿Los monaguillos se enfadaron cuando los de Jarana se disfrazaron de ellos o los mejicanos cuando lo hicieron Los Niños? El Carnaval es una fiesta de la que tenemos que estar orgullosos. Dejemos de echar por tierra a nuestra tierra y escribamos cartas a los periódicos, sí, pero para pregonar nuestro Carnaval a los cuatro vientos.

Es natural que la preocupación y comentarios sobre el informe Pisa, que denuncia la poca capacidad de lectura y comprensión de nuestros escolares, esté durando menos que el interés por uno de esos partidos de fútbol 'del siglo' que tenemos cada mes. Porque es un problema heredado por los estudiantes de sus mayores, que, a su vez, ni han leído, ni comprendido ese informe. ¿Acaso no tenemos en España tiradas de periódicos muy inferiores a las de otros países de Europa? ¿No encontramos que las bibliotecas de algunos de centros educativos no tienen pudor en confesar que el número de sus volúmenes no llega a las tres, e incluso a las dos cifras? Muchos, demasiados, son tan listos que, ahorrando tanto en educación, tienen, como el padre de la fábula, para comprar un burro, y así tener dos con lo que no irán muy lejos los tres.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS