Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Martes, 16 septiembre 2014

Sociedad

GENERACIÓN EX VALERIANO GÓMEZ RAMOS PROFESOR DE HISTORIA EN EL INSTITUTO 'REINO AFTASÍ' DE BADAJOZ
«Los padres ahora no tienen tiempo para estar con sus hijos»
Es optimista y confía en que en el mundo de la enseñanza la batalla todavía no está perdida Su propuesta es una Ley de Educación con la que comulguen todos los partidos
25.01.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Los padres ahora no tienen tiempo para estar con sus hijos»
El profesor Valeriano Gómez posa delante de la puerta de su instituto. / EMILIO PIÑERO
Transmite tranquilidad cuando habla y se nota que está acostumbrado a explicar. No se olvida de ningún detalle en su discurso y conecta sus ideas hábilmente con la intención de que su exposición quede clara. Es la herencia que le ha quedado tras presentarse tres veces a las oposiciones a Secundaria. Dicen que a la tercera va la vencida, y en su caso se cumplió el dicho. Valeriano Gómez Ramos, de 30 años y natural de Navalmoral de la Mata, pertenece a la nueva generación de profesores que tiene la tarea de enfrentarse a un alumnado cada vez más inaccesible. A la espera de una plaza definitiva, lleva tres años impartiendo clases de Historia y Geografía en el instituto Reino Aftasí de Badajoz.

-El cambio de alumno a profesor tiene que ser un impacto.

-Es muy brusco, el día que dí mi primera clase, del que me acuerdo perfectamente, fue todo muy raro, nadie te prepara para esto. Estás solo frente a los alumnos y tienes muchos nervios, ahora eres tú el que tienes que enseñar, es un gran reto.

-¿Con qué curso te estrenaste?

-Con un tercero de la ESO...

-Dicen que los chicos de ahora ya no son los de antes.

-Eso es verdad. Cuando yo era alumno nunca vi a ninguno de mis compañeros hablar mal a un profesor.

-¿Qué ha pasado?

-Los padres no tienen tiempo para estar con sus hijos porque pasan muchas horas fuera de casa al trabajar los dos y aunque estén, no se preocupan lo suficiente de su educación; los medios de comunicación no son responsables porque emiten muchos programas basura que los jóvenes toman como modelo... Hay muchos factores.

Influencia mediática

-Una clase de historia nunca puede hacerle la competencia a 'Gran Hermano'.

-Cuando hablamos en las tutorías a los chicos les interesan los coches, salir de marcha, el dinero, la ropa, la relación entre chicos y chicas... lo normal para su edad, es muy complicado convencerles de que la asignatura de Historia sirve para algo. Y los programas de ese tipo no ayudan porque muestran una realidad muy distinta a la que tú estás intentando transmitir, la tarea es compleja.

-¿Y qué opinan del tener que estudiar como una obligación?

-Eso es precisamente lo que se está perdiendo, la disciplina del estudio, del trabajo. A los chavales no les gusta trabajar, quieren conseguirlo todo por los medios más fáciles y más rápidos. Esto lo digo de forma generalizada porque obviamente todos no son iguales.

-¿Nunca fuiste un alumno conflictivo?

-No, es cierto que no era demasiado aplicado, pero nunca ocasioné problemas.

-¿Ni tuviste compañeros problemáticos?

-Claro que sí, pero era otro tipo de conflictividad, había más respeto. Presencié muy pocas expulsiones de clase y del instituto, menos todavía. La relación con el profesor era muy distinta, ahora es otro mundo.

-¿Estudiaste en un centro público o privado?

-Público.

-¿Le recomendarías a tus hijos que fueran profesores?

-Si ponemos las cosas buenas y las malas en una balanza..., sí. Es verdad que hay veces que te llevas el disgusto a casa y sales muy quemado de clase, pero por otra parte disfrutas mucho enseñando y te recompensa el trabajo bien hecho. De aquí a diez o quince años no sé qué pasará, pero hoy por hoy sí recomendaría mi profesión.

-¿Cómo mejoraría el mundo educativo?

-Yo le propondría a los partidos políticos que elaborasen una Ley de Educación en la que todos estuvieran de acuerdo.

-¿Otro cambio más?

-Hasta ahora cada uno ha impuesto su modelo y lo que yo quiero es uno que les valga a todos para que cuando cambie el Gobierno, éste se mantenga.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Vocento
SarenetRSS