Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 23 abril 2014

Badajoz

Estás en: hoy.es > Regional > Badajoz
repostar por menos
Elegir la gasolinera más barata puede suponer un ahorro de hasta 11 euros al llenar el depósito
Un surtidor de Fuenlabrada de los Montes vende el litro de diésel a 0,884 euros, mientras otra de Badajoz capital lo cobra a 1,119
10.01.08 - 11:09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Elegir la gasolinera más barata puede suponer un ahorro de hasta 11 euros al llenar el depósito
Varios usuarios repostan en una estación de servicio de Extremadura.
La diferencia entre llenar un depósito de 50 litros de un coche diesel en la gasolinera más cara de la provincia de Badajoz y la más barata es de 11.25 euros. 197 kilómetros separan las dos localidades de origen de ambas estaciones de servicio. La más económica está situada en la localidad de Fuenlabrada de los Montes bajo el rótulo de 'Si', mientras la más prohibitiva es la gasolinera abanderada bajo el rótulo de TOP OIL situada en el kilómetro 409,820 de la Nacional V, cercana a la ciudad de Badajoz.

Los datos son los que son y están disponibles para todos los consumidores en la página web del Ministerio de Industria, Consumo y Comercio (www.mityc.es) sin embargo, pocos son los usuarios que saben de su existencia y los expertos apuntan que su consulta no determinaría en todos los casos el «trastorno» que supondría cambiar las costumbres de un usuario para ahorrarse lo que ellos conciben que no es más que «calderilla».

Casto Bravo, presidente de la Asociación de Gasolineras de Extremadura y dueño de varias estaciones de servicio, asegura que es poco probable, pese a que los consumidores conozcan la ubicación de las gasolineras más económicas a las suyas habituales, que se desplacen hasta ellas para llenar sus depósitos porque quizá no compense el desplazamiento con lo que nos ahorraríamos.

El camuflaje del euro

La explicación a esta falta de interés la encuentra Bravo en la entrada del euro y en la fluctuación de precios del sector. «La gente anda despistada y es normal. Sólo en el pasado diciembre hubo cinco subidas seguidas. Además, si la gente viera los precios en pesetas se le pondrían los pelos como escarpias porque el litro de gasolina llega a alcanzar las 180 pesetas de las de antes. El euro ha camuflado la realidad», argumenta.

La necesidad obliga. En la actualidad el coche se ha convertido en un instrumento de trabajo y la mayoría de los extremeños utilizan su vehículo diariamente por falta de opciones o comodidad. «Somos el país de Europa que más depende del petróleo porque no hemos buscado energías alternativas», explica Casto Bravo.

Desde el año 1998, el Gobierno adoptó una serie de medidas encaminadas a liberalizar el sector de los hidrocarburos y fomentar la libre competencia de precios. De manera que nadie se sorprende ya al comprobar oscilaciones en los mismos dependiendo de la época del año o de la estación de servicio, cuando va a llenar el depósito del coche.

Sin embargo, hay ciertas constantes tácitas en los valores de este mercado que los entendidos justifican. «La primera premisa hay que fijarla en el tipo de gasolinera, ya que los precios no serán los mismos para las denominadas independientes que para las abanderadas. La diferencia entre ambas es que, aunque en teoría pueden establecerse libremente y comprar de la misma manera, las segundas se asocian con las grandes cadenas distribuidoras, con contratos de exclusividad. En la región, un 10% de las gasolineras son independientes, el resto son abanderadas».

El factor marketing

En esta primera clasificación es donde hace su aparición el marketing, que para Casto Bravo, es también «clave en el asunto de los precios». «Las grandes petroleras tienen unas ganancias que no tienen las estaciones libres. Compran el producto con el doble de margen del que tenemos los que no estamos abanderados con las petroleras. En cambio, carecemos de una serie de herramientas de fidelización al cliente, como son las tarjetas de descuentos».

Pero los precios no sólo dependen de la estación en la que nos lo sirvan, sino también de su calidad. En la actualidad triunfan los productos aditivados que prometen ser mejores para la vida del vehículo y de mayor duración que los carburantes habituales. «Ésto quiere decir que el gasóleo, por ejemplo, lleva incorporados productos que le confieren propiedades que el normal no tendría. Hoy en día, por ejemplo, todas las estaciones de servicio tienen dos tipos de gasóleo, uno más barato y otro más caro que va más aditivado y suele ser mejor para la vida del motor del vehículo», argumenta Bravo.

Los consumidores no son ajenos a este tipo de matiz a la hora de elegir combustible para su motor, aunque pueda parecer lo contrario. «Muchos usuarios conocen perfectamente la diferencia entre un producto y otro. Por ejemplo, las grandes empresas de transportes intentan reducir costes por donde sea, pero cuando se trata de un transportista particular, que son los que tienen mayor consumo, va al producto más mejorado, no buscan lo barato sino que su vehículo le dure el mayor tiempo posible».

Carburantes estrella

Precisamente las recomendaciones de los expertos apuntan cuáles serían los mejores carburantes para la salud de cada motor. Así, los de última generación como los biodiésel no son demasiado populares. «El biodiésel lleva un 20% de producto bio y el 80% restante es gasóleo normal». El público se muestra al parecer reticente ante este nuevo producto que, de momento, no ha tenido una gran acogida en el mercado extremeño, según el presidente de la Asociación de Gasolineras de Extremadura: «Su venta es muy pequeña hoy por hoy, pero con el tiempo es cierto que habrá que mirar hacia este tipo de energías alternativas que, además, tiene un precio muy similar a los otros carburantes».

En referencia a cuáles de estos productos son los más consumidos en la región extremeña, desde la Asociación de Gasolineras de Extremadura afirman que el rey en las ventas de la región es el diésel, con un 70-75% del volumen de ventas, seguido de la gasolina tradicional con un 25-30%.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Encuesta

¿Comparas precios en distintas gasolineras antes de respostar?

Galerías de Fotos
Videos de Badajoz
más videos [+]
Badajoz
Vocento
SarenetRSS