Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

GENERACIÓN EX PEDRO CAMELLO DIBUJANTE DE CÓMICS
«Los amantes del cómic tenemos fama de 'freakis', pero hay de todo»
Fue finalista a los premios Eisner, los Oscar del cómic, y ha sido nominado a mejor dibujante del país Miles de lectores siguen las aventuras de su personaje fetiche, 'Guido el Negro'
30.11.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
¿Es usted de los gafapastas o de los pijameros? Si ama los cómics probablemente esté en una de estas dos categorías, aunque ni siquiera lo sepa. Los primeros son lectores cultos que gustan del costumbrismo y las historietas suaves, a los segundos les va más las aventuras de los superhéroes. También están los otakus, esos locos por el manga capaces de encarnarse -con vestuario y banda sonora incluida- en sus súper héroes. Esta guía básica para desenvolverse en el mundo del cómic la hace Pedro Camello, -Cáceres, 1974-, uno de los más reputados dibujantes del momento. Tiene el honor de haber sido finalista en los premios Eisner de Estados Unidos, una suerte de Óscars de la producción gráfica. Lo más reciente, su participación en Expocomic, el X Salón del Cómic de Madrid, donde estuvo nominado como mejor dibujante del país. Autor junto a Eduardo Cubera de la trilogía 'Treyes', una versión libre de la vida de Jesucristo, Camello es el artífice de Guido el Negro, su personaje-fetiche, que arrastra a miles de lectores.

-No ha ganado el premio al mejor dibujante en el X Salón del Cómic de Madrid pero estar ahí ya es mucho.

-Ha ganado Carlos Pacheco, que es el actual dibujante de Superman en Estados Unidos, un digno ganador, por supuesto. Pero sí, estar ahí ya es un premio, porque en la categoría en la que yo estaba había autores muy consolidados: Salvador Larroca, de X-Man, Pascual Ferry, de 'Los 4 Fantásticos'.

-Todos españoles y todos en la industria estadounidense.

-Sí, ellos trabajan para la gran industria, yo estoy en una compañía más independiente.

-Pero en España se sigue leyendo poco cómic. ¿Qué pasa, no superamos la era TBO?

-Por desgracia en España el mundo del cómic no tiene una salida profesional clara. Quizás porque tradicionalmente no se le ha valorado como un medio de transmisión cultural válido, cosa que no pasa en EEUU o en Francia.

-En España a veces pensado que los tebeos reflejaban una sociedad mojigata, pueril...

-Bueno, el tebeo durante los años 50 y 60 llegó a ser muy crítico con la sociedad del momento, y eso es algo que no se ha valorado. Llegaron a censurarlos. Los Mortadelo y Filemón o Zipi y Zape pensábamos que eran para niños y, efectivamente, eran para niños, pero debajo había una lectura social crítica impresionante.

-¿Y hoy? ¿Quién lee cómics?

-Ahora las niñas leen cómics. Hay revistas, por ejemplo Witchs, que se venden muchísimo. Pero es que el cómic tiene muchos competidores, sobre todo a nivel audiovisual. Falta cantera.

-El argumento de 'Treyes' era rompedor. Un Jesucristo mujer...

-Jesucristo encarnado en el cuerpo de una niña, y el que le quería matar no era Herodes, era el Papa, todo un delirio fantástico.

-Y Guido el Negro es, sin duda, su personaje definitivo. Como Mortadelo y Filemón de Ibáñez, Zipi y Zape para Escobar o Mafalda para Quino.

-Sí, es muy personal. Un personaje que ha ido cambiando a medida que yo iba cambiando. Una especie de buque insignia.

-Su alter-ego, pero inmortal. Qué suerte, no crece ni cambia.

-Éste está ambientado en el siglo IX, en plena Edad Media, y ahí puedo contar todo tipo de historias. Si lo pusiera en un contexto más contemporáneo tendría que variarlo más.

-Y los lectores deben decidir bastante. ¿Le piden cosas?

-Bueno, ahora con Internet sí. La editorial tiene un foro y ahí se meten comentarios, te preguntan, te sugieren cosas, a veces se les escucha.

-Hace algo más de un año cerró la librería Plan B de Cáceres, un referente único como punto de venta de cómics. Y quedan escasos sitios así.

-Plan B fue un gran paso adelante. Era un punto de encuentro. Ahí podíamos intercambiar nuestras opiniones, nuestras paranoias...Ahora hay otras librerías, 'Todo Libros' y 'Vicente', que parece que se preocupan por el cómic.

-Los amantes del cómic están vistos como «raros». ¿Es así?

-Tenemos mala fama, fama de 'freakis', pero es una afición. Como está tan cerrado a un grupo tan limitado pues a veces se nos ve raros, pero las generaciones van creciendo, somos padres de familia, hay de todo.

-Pero no todos los lectores de cómic son iguales.

-Hay muchas etiquetas. Los gafapastas, más intelectuales, los pijameros, amantes de los superhéroes. Los que leen Tintín también tienen fama de elitistas, Quino se quedó en los progres de hace tiempo. Está todo muy estructurado. Pero yo leo de todo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Vocento
SarenetRSS