Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
HOYes.tvHOYes.tv | RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 25 abril 2014

Regional

Estás en: hoy.es > Regional
REGIONAL
Badajoz: zona cero, 1997

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
En la ciudad de Badajoz y en el barrio de Cerro de Reyes, situado en la confluencia de los arroyos Rivillas y Calamón, se ha producido una verdadera catástrofe con la pérdida de 21 vidas humanas hasta la fecha, y decimos hasta la fecha, porque según el parecer de responsables de seguridad, se teme que el número de muertos sea aún mayor. A la cifra de víctimas de la capital pacense se unen las tres mujeres fallecidas en Valverde de Leganés». Con este aviso, el Servicio de Protección Civil e Interior extremeño ponía punto y final al documento redactado para informar sobre las actuaciones llevadas a cabo con motivo de las inundaciones de 1997. Para muchos ciudadanos extremeños ese punto y final no era más que la confirmación de una pesadilla de la que tardaron meses en despertar y que todavía hoy les persigue en su día a día.

A la luz del amanecer del 6 de noviembre de 1997 la magnitud de la tragedia superaba el peor escenario onírico inimaginable. A una noche oscura y de gritos grabados a fuego en la memoria de los supervivientes, le sobrevino la realidad de un barrio destrozado y de unas vidas marcadas por la tragedia de quienes han sido despojados hasta de sus recuerdos.

Cuando los medios nacionales empezaron a informar de la riada de Badajoz llamaron a la zona afectada el Cerro de los Reyes. Hubo incluso algún periodista que jugó con esta denominación indicando que poco tenía que ver aquel lugar con la nobleza de su nombre. No sabían que Reyes fue un simple vecino de la ciudad y su cerro, un terreno que vendió parcela a parcela para que decenas de familias humildes pudieran edificar su casa. Por eso, el Cerro de Reyes es como es, con calles irregulares, sin orden lógico muchas veces, donde el antojo de los vecinos ha pesado más que la ordenación urbanística que hubo que hacer después.

Aunque siempre hubo crecidas, la canalización realizada en la época de los 60 y los 70 garantizaba la seguridad de las viviendas, construidas muchas de ellas a unos pocos metros de los arroyos Rivillas y Calamón, que en la noche del 5 al 6 de noviembre de 1997 sufrieron sin embargo una riada sin precedentes, que se llevó por delante todo lo que encontró a su paso e inundó calles y casas para acabar con la vida de 21 personas -todavía el cuerpo de una mujer está desaparecido- y destruir las posesiones de cientos de ellas.

'Espectáculo dantesco'

Cuando las aguas regresaron a su cauce, el espectáculo dantesco que dejaron al aire fue aún mayor. Primero los muertos, uno a uno, que fueron encontrados atrapados en sus viviendas; luego los bienes, todos destruidos, y después los damnificados, familias sin saber qué hacer, con la mirada perdida, agradecidos por conservar sus vidas y las de sus hijos pero horrorizados por no encontrar una explicación razonable a todo lo que estaba ocurriendo.

Han pasado diez años y aún siguen las actuaciones en la zona afectada. Aunque el realojamiento se hizo en un tiempo récord -en apenas 18 meses se edificaron más de mil viviendas en el Cerro de Reyes, Pardaleras, Suerte de Saavedra y La Granadilla-, lo cierto es que las obras de carácter hidrológico se han demorado tanto por la obtención de los terrenos necesarios como por las modificaciones urbanísticas que ha habido que realizar.

Los vecinos aún siguen mirando con recelo los arroyos y cuando llueve fuertemente en el barrio, la intranquilidad y el desasosiego invade cientos de hogares, aunque haya pasado una década, aunque sea más ancho el cauce, aunque ya no vivan al lado del río y los técnicos digan que es imposible que vuelva a suceder.

cRONOLOGÍA DE LA TRAGEDIA

Día 5 de noviembre
11:00
Se recibe parte meteorológico de fenómenos adversos del Instituto de Meteorología. Se toman medidas iniciales de prevención informando a las autoridades competentes y a la población
12:00
Se declara la situación de alerta en el Centro y se envía una nota de prensa avisando de la situación.
14:00
Se llama a las Confederaciones Hidrográficas demandando partes sobre el volumen de lso embalses y se reciben respuestas tranquilizadoras
20:30
La carretera de Talvera a La Albuera ha sido cortada
23:00
Se contacta con el director general de Servicios Sociales para prever el alojamiento necesario. También se habla con los centros asistenciales.
23:30
Se reciben incontables llamadas demandando socorro
Día 6 de noviembre
02:00
Se tiene conocimiento del corte en tres tramos de la N- 630, de la carretera Badajoz- Cáceres y de la N-V
04:00
La situación es alarmante. Se atiende a los medios de comuniación y se producen los primeros bloqueos telefónicos. Se comunica al Consejero de Presidencia y Trabajo la situación catastrófica con resultados de muerte y éste dispone que los hechos se pongan en conocimiento del presidente de la Junta. Se produce un corte de energía eléctrica que afecta al Centro de emergencias y a varias ciudades y poblaciones. Bomberos, Policía Local y agrupaciones de voluntarios estaban ya en la calle. Se llama a las Confederaciones, que vuelven a tranquilizar sobre ele estado de los embalses, tienen suficiente capacidad para embalsar el agua de la riada
08:00
Nuevo parte de prensa en el que se informa de tres fallecidas en Valverde de Leganés y otras tres en el Ceroo de Reyes, sin identificar y con la posibilidad de que aparezcan más víctimas.
08:30
Se moviliza el helicóptero sanitario de la Junta para rescatar a varias personas en diferentes zonas de Cáceres y se sobrevuelan las zonas del Rivillas y el Calamón. El Ejército, con 200 militares, hace acto de presencia en el Cerro de Reyes y otros cien soldados se destacan en Valverde de Leganés. Se inician táreas de rescate con zodiacs de la Cruz Roja, del Ejército y de los bomberos.
El Instituto Nacional de Meteorología emite el siguiente parte: 'A partir de la emisión del presente comunicado se dan por concluidos los actuales episodios de lluvia y viento'. La situación de alerta permaneció, sin embargo, hasta la mañana siguiente.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Galerías de Fotos
Videos de Extremadura
más videos [+]
Extremadura
Vocento
SarenetRSS